Saltar al contenido principal

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, anuncia la retirada del proyecto de ley de extradición

La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, se dirige a los honkoneses en un mensaje televisado este 4 de septiembre de 2019
La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, se dirige a los honkoneses en un mensaje televisado este 4 de septiembre de 2019 Captura de pantalla de ICABLE NEWS vía Reuters

La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, anunció la retirada "formal" del proyecto de ley de extradición que provocó meses de masivas protestas en la región autónoma de China.

Anuncios

No habrá ley de extradición en Hong Kong. Así lo anunció este miércoles 4 de septiembre la jefa del Gobierno de la región autónoma, Carrie Lam: "El gobierno retirará formalmente el proyecto de ley a fin de disipar plenamente las preocupaciones de la opinión pública".

La retirada plena del proyecto de ley era una de las principales demandas de los manifestantes y activistas que llenaron las calles de Hong Kong durante tres meses consecutivos con multitudinarias protestas.

Lam, que comunicó su decisión en un mensaje televisado pregrabado, no accedió a otras de las demandas, como una investigación independiente sobre la actuación de la policía contra los manifestantes. La violencia entre las fuerzas del orden y los activistas creció en las últimas semanas, hasta el punto en que un agente disparó tiros con arma de fuego al aire.

Los activistas también reclamaban la retirada de cargos contra los detenidos en las protestas, la retirada del calificativo de "revuelta" sobre las manifestaciones y la aplicación del sufragio universal para la elección del jefe del Ejecutivo de Hong Kong. 

Sin embargo, la jefa del Gobierno aseguró que impulsará más medidas para "iniciar el diálogo" con los manifestantes y los partidos que los apoyan. "Reconozco que estas medidas pueden no ser capaces de abordar todas las quejas de las personas en la sociedad. Sin embargo, ¿deberíamos pensar profundamente si la escalada de violencia y disturbios es la respuesta? O si es mejor sentarse para encontrar una salida a través del diálogo", afirmó Lam.

Además, la líder de Hong Kong anunció la creación de un comité independiente que revise "los problemas más arraigados de la sociedad", porque las protestas dejaron claro que "el descontento se extende mucho más allá del proyecto de ley" y "cubre cuestiones políticas, económicas y sociales". 

Sin embargo, muchos de los líderes opositores consideraron que los anuncios de Lam son insuficientes. El secretario general de la organización prodemocrática  Demosisto, Joshua Wong, explicó su descontento en varios mensajes de Twitter: "Demasiado poco y demasiado tarde: la respuesta de Carrie Lam llega tras el sacrificio de siete vidas, más de 1.200 manifestantes arrestados, muchos de los cuales fueron maltratados por la policía (...) Su continuo fracaso en entender la situación hace que su anuncio esté fuera de lugar. Necesita aceptar nuestras cinco demandas". 

El coordinador del Frente de Derechos Humanos Civiles, Jimmy Sham, los valoró así: "Cuando acaba de estallar un incendio, un tazón de agua puede apagarlo. Pero esto es una conflagración en la Amazonía. Un tazón de agua no puede apagar el fuego sino que puede alimentarlo". 

El anuncio llega tras tres meses de protestas

Las protestas iniciaron contra el proyecto de ley de extradición porque muchos hongkoneses consideraban que permitiría enviar a China a personas perseguidas por motivos políticos en el país que habían encontrado refugio en Hong Kong. Esto ponía en peligro la norma de "un país, dos sistemas" que rige en China y Hong Kong y que permite que la ciudad goce de mayores libertades y autonomía.

Un agente de policía apunta a los manifestantes con un arma durante las manifestaciones en Hong Kong del pasado 25 de agosto
Un agente de policía apunta a los manifestantes con un arma durante las manifestaciones en Hong Kong del pasado 25 de agosto Tyrone Siu / Reuters

Las protestas, que fueron multitudinarias durante tres meses consecutivos, se convirtieron en el principal reto político interno para el primer ministro chino, Xi Jinping, desde que asumió su cargo en 2012.

Recientemente, el gobierno chino acusó a los manifestantes de querer la independencia de Hong Kong y "causar inestabilidad" en la región. Además, había amenazado en repetidas ocasiones de intervenir con el ejército para reprimir las protestas.

El conflicto entre Hong Kong y China alcanzó dimensiones internacionales cuando los líderes de la cumbre del G7 que se celebró en Francia a finales de este agosto emitieron un comunicado conjunto con un llamado a "evitar la violencia". Además, el G7 recordaba la "existencia e importancia" del acuerdo alcanzado entre China y Reino Unido en 1984 que retornó la antigua colonia británica al gobierno oriental a la vez que preservaba las mayores libertades de Hong Kong frente al resto del país.

Con AP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.