Saltar al contenido principal

Los aplausos del papa Francisco al Acuerdo de Paz en Mozambique

El papa Francisco durante una reunión en Maputo, Mozambique, el 5 de septiembre de 2019.
El papa Francisco durante una reunión en Maputo, Mozambique, el 5 de septiembre de 2019. Grant Lee Neuenburg / Reuters

Tras ser recibido en Mozambique por miles de jóvenes que clamaron por reconciliación, el sumo pontífice aplaudió el Acuerdo de Paz firmado en esta nación africana.

Anuncios

Para el papa Francisco la firma del Acuerdo de Paz en Mozambique, que se dio durante el mes de agosto, es un triunfo en medio de un mundo al que lo están destruyendo las guerras, por lo que a su llegada a esta nación africana, aplaudió la histórica decisión.

El sumo pontífice fue recibido este 5 de septiembre por miles de jóvenes que clamaron por reconciliación tras lo pactado y pidieron que el país sostenga los compromisos establecidos con el fin de que no retorne el conflicto.

En la primera jornada de este viaje apostólico, el máximo jerarca de la Iglesia católica instó a los ciudadanos a ser más tolerantes y a superar las heridas del pasado, el mismo que cobró la vida de más de un millón de personas en el marco del conflicto desatado luego de que Mozambique se independizara de Portugal en 1975, en unos enfrentamientos que se extendieron hasta 1992.

Hace casi 30 años, Mozambique firmó otros acuerdos en Roma justamente con la mediación de los católicos, por eso este jueves el papa destacó, ante el presidente Filipe Nyusi y el líder de la Resistencia Nacional Mozambiqueña, Ossufo Momade, que lo más importante es sostener el cese definitivo de todas las hostilidades.

Según Francisco, se trata de un hito que inició en 1992 y que, con fortuna, esta vez será decisivo si los "valientes" continúan en busca de la reconciliación de las distintas comunidades.

Educación, salud y vivienda, las mayores preocupaciones del papa

El respaldo del pontífice argentino a los acuerdos llega a pocas semanas de que se lleven a cabo los comicios generales programados para el 15 de octubre, proceso electoral frente al cual reiteró que si persiste la desigualdad de oportunidades y las agresiones no se detienen, lo pactado terminará en una “explosión”.

Datos oficiales ubican a Mozambique, que cuenta con cerca de 29 millones de habitantes, como una de las naciones más pobres del mundo, dado que allí más del 70% de los pobladores vive en condiciones de precariedad.

La educación, la salud y la vivienda constituyen tres de las mayores preocupaciones del papa de cara a los mensajes que recibió de los jóvenes que lo acogieron con pancartas y cánticos de esperanza.

Pero a la cita con Francisco no solo asistieron católicos. Desde protestantes hasta musulmanes y miembros de las tradicionales religiones africanas participaron en el encuentro en el que el sacerdote los llamó a no permitir que la enemistad sea más grande que la fe.

Los damnificados por los ciclones Kenneth e Idai, en las oraciones del papa

Más allá de la paz y la guerra, el papa volvió a poner sobre la mesa sus deseos de que los más favorecidos apoyen a los damnificados por el paso de los ciclones Idai y Kenneth, los cuales destruyeron las casas de decenas de familias.

Debido a que aún no inician las labores de reconstrucción de las zonas afectadas, el papa llamó a los jóvenes a abrazar el planeta, a proteger el medio ambiente con acciones que no contribuyan al que califica como el actual "descalabro ecológico en el que vivimos".

En su referencia a las recientes catástrofes ambientales, Francisco se pronunció también sobre la explotación de los recursos naturales en Mozambique y otras naciones africanas y condenó el colectivo "afán acumulativo" por encima del bien común.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.