Saltar al contenido principal

Plácido Domingo, ópera y revuelo tras recital de acusaciones por abuso sexual

El tenor español Plácido Domingo durante un concierto de gala en la Plaza Roja en Moscú, Rusia, el 13 de junio de 2018.
El tenor español Plácido Domingo durante un concierto de gala en la Plaza Roja en Moscú, Rusia, el 13 de junio de 2018. Sergei Chirikov / Reuters

El revuelo desatado entre los amantes de la ópera por las acusaciones por presunto acoso sexual contra el tenor español Plácido Domingo aumentó con el registro de nuevas denuncias que han hecho del caso una especie de recital de señalamientos.

Anuncios

La vida de Plácido Domingo se ha convertido en un recital de acusaciones. Desde que la agencia estadounidense Associated Press divulgó las denuncias de nueve mujeres sobre el presunto acoso sexual del que habrían sido víctimas por cuenta del reconocido músico, una melodía de críticas se ha ceñido sobre su reputación.

El revuelo desatado entre los amantes de la ópera a raíz de los señalamientos aumentó todavía más tras la incorporación de otras once mujeres al listado de las que reprocharon un supuesto comportamiento inadecuado por parte de Domingo.

Una de las notas más altas entonadas en este escándalo ha sido, hasta el momento, la interpretada por Angela Turner Wilson, quien aseguró que mientras trabajó con el tenor en el transcurso de la obra ‘Le Cid’, la cual fue representada justamente por la Ópera de Washington entre los años 1999 y 2000, temporada en la que Domingo fungía como director artístico, este le habría tocado el pecho al interior de uno de los camerinos.

El testimonio de Turner describe cómo el veterano madrileño ingresó al recinto poco antes de la presentación que ofrecerían juntos y tocó su cuerpo sin mediar palabra en medio de un hecho que la dejó tan perpleja como humillada.

La nueva decena de presuntas acosadas, cuyas identidades no fueron reveladas, coincidieron con Turner en la manera en la que Domingo se habría escurrido por los camerinos de todas en diferentes fechas para perpetrar los que describen como “tocamientos no deseados”.

Las versiones encontradas sobre el supuesto acoso

A la sinfonía de versiones sobre el caso se han sumado las de algunos empleados que compartieron con Domingo, los cuales afirmaron que en buen número de los recitales se esforzaban por “proteger” a las artistas más jóvenes frente a los comportamientos del tenor, los cuales se habrían convertido en todo un secreto a voces.

Pero no todo ha sido en su contra. De acuerdo con lo indicado por la agencia internacional de noticias EFE poco después de contactar a los representantes de Plácido en territorio estadounidense, donde dirige la Ópera de Los Ángeles desde el año 2003, la institución delegó a una abogada para llevar a cabo su propia investigación acerca de las acusaciones.

La entramada de declaraciones se convirtió en noticia desde la segunda semana de agosto con las denuncias de una bailarina y ocho cantantes, ante las que la jurista Debra Wong Yang, quien hace parte del bufete Gibson, Dunn & Crutcher, estaría trabajando en una indagación “exhaustiva” e independiente.

Las organizaciones musicales que reaccionaron a los señalamientos

La Ópera de Los Ángeles no ha sido la única en reaccionar, otras organizaciones musicales como la Ópera de San Francisco y la Orquesta de Filadelfia han sentado su voz contra los casos mediante la cancelación de varias actuaciones que el tenor tenía programadas.

Una de las presentaciones de Domingo más esperadas y que sorprendió con su cancelación fue la de la inauguración de la nueva temporada, la cual se vio empañada por las críticas.

Pese a las comentadas cancelaciones, las acusaciones han sido un arma de doble filo para el tenor, ya que otros emblemas musicales como el Teatro Real de Madrid han confirmado sus programaciones e incluso han reiterado su abierta admiración y respaldo a Domingo.

A los mensajes de apoyo del Teatro Real de Madrid se unieron las declaraciones del Coliseo Madrileño que instó a confiar solo en señalamientos probados ante las instancias legales.

Una de las muestras de confianza en la inocencia del tenor fue la evidenciada con ovaciones y aplausos prolongados por parte de los asistentes al Festival de Salzburgo, quienes el 25 de agosto desconocieron la legitimidad del recital que mantiene a Plácido y al mundo de la ópera en el marco de una de las interpretaciones más dolorosas y tristes.

Con AP y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.