Saltar al contenido principal

Teherán y Washington frustran las maniobras francesas para salvar el Acuerdo Nuclear

El presidente iraní, Hasán Rohaní, habla durante una sesión del parlamento en Teherán, Irán, el 3 de septiembre de 2019.
El presidente iraní, Hasán Rohaní, habla durante una sesión del parlamento en Teherán, Irán, el 3 de septiembre de 2019. Sitio web oficial de la Presidencia / Vía Reuters

Atada al enfrentamiento entre Irán y Estados Unidos, a Francia le cuesta mantener a flote el acuerdo firmado en Viena. Unos esfuerzos diplomáticos que peligran tras el anuncio hecho por Teherán sobre una "aceleración" de sus actividades nucleares.

Anuncios

Irán lanzará, "hoy o mañana", una "aceleración" de sus actividades nucleares, como parte de su política de desvinculación del ‘acuerdo nuclear’, el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), firmado en 2015 por Irán, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, Alemania​ y la Unión Europea.

Fue el presidente iraní quien lo anunció este miércoles 4 de septiembre, sin sorpresa, que esta etapa, la tercera en esta dirección desde el 8 de mayo, será "la más importante y tendrá efectos extraordinarios" en el programa nuclear iraní. Teherán amenaza con aumentar el proceso de enriquecimiento de sus reservas de uranio al 20 % o reiniciar las centrifugadoras detenidas en virtud del acuerdo firmado.

Este anuncio estremece los esfuerzos diplomáticos del presidente Emmanuel Macron quien, tras la visita sorpresa del ministro de Relaciones Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif a Biarritz, en plena cumbre del G7, tiene como objetivo salvar el pacto de 2015. Un texto amenazado desde que Estados Unidos se retiró unilateralmente en mayo de 2018, imponiendo sanciones financieras contra la República Islámica. Desde entonces, las tensiones entre Teherán y Washington se agudizan en el Golfo.

La estrategia de "máxima presión" de Trump sobre Teherán

Los iraníes han adoptado una estrategia de desmantelamiento escalonado del acuerdo de 2015 para instar a los signatarios europeos a cumplir sus promesas de aliviar las sanciones impuestas por Estados Unidos.

"No debemos olvidar que los países europeos, especialmente Francia, están entre los mayores perdedores en términos económicos, ante la política de sanciones de Estados Unidos. Les obligó a abandonar el mercado iraní a favor de países como China e India recuerda a France 24 Said Lilaz, economista y exasesor económico del expresidente iraní Mahmoud Ahmadinejad.

Al tanto de la estrategia iraní, el Elíseo se había preparado para el anuncio de Hassan Rohaní, que está regularmente en contacto con Emmanuel Macron. "Tratamos de persuadir (a los iraníes) de que no vayan más lejos, pero este no es el final del mecanismo si lo hacen", dijo una fuente cercana a las negociaciones, citada por la agencia Reuters, señalando que ninguna medida tomada por Teherán, hasta ahora, es irreversible. En resumen, la táctica iraní envía "claramente una mala señal", pero no condena la iniciativa francesa.

El martes, el presidente iraní afirmó que Irán sigue listo para discutir con sus socios, incluso en el caso de la implementación de su "tercera fase" de retirada del acuerdo. Otorgó dos meses adicionales a los europeos (el pasado 7 de julio, Teherán dio "60 días" a sus socios, es decir, hasta el 5 de septiembre) para cumplir sus compromisos.

Jugando con dos barajas, el presidente iraní incluso ha informado de avances en estas negociaciones. "Si tuvimos 20 puntos de desacuerdo en el pasado, hoy solo tenemos tres", pero aún no hay "acuerdo final", dijo en el Consejo de Ministros.

Señalando la intensificación de las iniciativas diplomáticas francesas, una delegación iraní, encabezada por el Viceministro de Relaciones Exteriores, Abbas Araghchi, fue recibida en París a principios de esta semana. "Todavía hay muchas cosas por resolver, sigue siendo muy frágil", "pero hablamos (...) con relativa confianza", dijo el jefe de la diplomacia francesa, Jean-Yves Le Drian, ante la Asociación de la prensa diplomática francesa, al día siguiente de la reunión con la delegación iraní.

"Se estudiará la propuesta francesa, si es válida podremos hablar de un buen comienzo, incluso si eso no es suficiente", advirtió el diputado Heshmatollah Flahat Bishah, también miembro del Comité de Seguridad Nacional y de política exterior del Parlamento iraní, entrevistado por France 24.

Un posible crédito de 15 mil millones de dólares

En los últimos días, el contenido de los intercambios se filtró, del lado francés y del lado iraní. Citado por la agencia Irna, Abbas Araghchi explicó que las discusiones se centraron en el posible desbloqueo de una línea de crédito "de unos 15 mil millones de dólares durante cuatro meses", que corresponde aproximadamente a un tercio de las exportaciones de petróleo de Irán en 2017. Irán obtiene el 80 % de sus recursos de divisas de la venta de petróleo o productos derivados del petróleo. El regreso de las sanciones lo aísla casi por completo del sistema financiero internacional y le hace perder a casi todos sus compradores.

Abbas Araghchi anunció el miércoles, poco antes de Hassan Rohani, que Irán "volverá a la plena implementación [del acuerdo] sólo si es capaz de vender su petróleo y disfrutar sin obstáculos de sus ganancias" (…) "la propuesta de Francia va en esta dirección".

Según Jean-Yves Le Drian, esta línea de crédito "garantizada por el petróleo" se otorgaría " a cambio del regreso de Irán al PAIC [Acuerdo de Viena], la seguridad en el Golfo y la apertura de negociaciones profundas tanto sobre la seguridad regional como lo que sigue después de 2025 ", año en el que caducan ciertas restricciones estipuladas en el acuerdo.

Sin embargo, aún hay que convencer a Estados Unidos para que de luz verde a tal escenario. Washington no ha logrado doblegar a Irán a pesar de las sanciones económicas que sofocan su economía y de las repetidas amenazas de Donald Trump. Consciente de estar estancado en el tema iraní, el presidente estadounidense se mostró abierto a la idea de un "crédito o un préstamo a corto plazo" durante un intercambio con los periodistas durante el Reunión del G7 en Biarritz.

El establecimiento de esta línea de garantía de crédito "presupone que el presidente de Estados Unidos otorgue exenciones a unos puntos" de las sanciones, dijo Jean-Yves Le Drian. Es decir, que Washington no impidala compra de petróleo iraní a los principales de Teherán: China, India y Japón.

Una idea rechazada el miércoles por la administración estadounidense. "No podemos dejar más claro que estamos decididos a implementar esta campaña de máxima presión y que no tenemos la intención de otorgar excepciones o derogaciones", aseveró el enviado de Estados Unidos para Irán, Brian Hook, frente a la prensa.

Cuando se le preguntó si Washington estaba listo para estudiar la posibilidad de una luz verde para las iniciativas francesas, eludió el tema y simplemente enfatizó que aún no había visto una propuesta "concreta".

Con AFP y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.