Saltar al contenido principal

Perú: miles de personas se movilizaron contra el Congreso y a favor del Ejecutivo

Sindicatos laborales, organizaciones universitarias, grupos feministas y colectivos civiles participan en una marcha este jueves en respaldo a la propuesta del presidente peruano, Martín Vizcarra, del adelanto de las elecciones generales al 2020, en Lima, Perú.
Sindicatos laborales, organizaciones universitarias, grupos feministas y colectivos civiles participan en una marcha este jueves en respaldo a la propuesta del presidente peruano, Martín Vizcarra, del adelanto de las elecciones generales al 2020, en Lima, Perú. Paolo Aguilar / EFE

Los manifestantes exigieron que sus diputados acojan favorablemente la propuesta del presidente Martín Vizcarra de adelantar las elecciones generales para salir del bloqueo político.

Anuncios

“¡Que se vayan todos!” gritó la multitud en Lima este jueves 5 de septiembre a su clase política. Todos, menos tal vez a Martín Vizcarra, el presidente del país, quien legitimó a esta marcha que fue un respaldo de su acción. En el blanco tanto de los manifestantes como del mandatario, está el Congreso de la República que no deja actuar al Gobierno.

El pasado 28 de julio, día de la independencia de Perú, Vizcarra propuso adelantar las elecciones generales para salir de la situación de bloqueo de las instituciones que viene desde 2016, debido a la pésima relación entre el Ejecutivo y el Legislativo. Dominado por el fujimorismo, bando político del expresidente Alberto Fujimori, la cámara se empeñó a tropezar los proyectos de reformas que se le presentaron, como la de la justicia.

Este adelanto, que llamaría a la gente a las urnas en 2020 en vez de 2021, tiene un apoyo del 70 % del país, según un sondeo realizado por el Instituto de Estudios Peruanos. Esta posible decisión, que necesitaría una reforma constitucional, fue atacada por el Congreso a través de su Comisión de Fiscalización que abrió una investigación contra presidente por considerar que su propuesta podría ser inconstitucional, ya que no consultó antes a su Consejo de Ministros.

“No vamos permitir que un Congreso lleno de delincuentes y procesados judicialmente siga blindando a los corruptos”, dijo una manifestante a la agencia Reuters. A los diputados se les acusa a menudo de usar su poder con el fin de distorsionar las investigaciones del ‘Lava Jato’, que salpicó a tres expresidentes y buena parte del personal político de alto rango del país, así como de proteger a fiscales que les favorecería.

Instalado al mando tras la evicción de Pedro Pablo Kuczynski, Martín Vizcarra ha crecido en popularidad a raíz de sus intentos de sacudir a las viejas prácticas de los poderes, a costa de un amontonamiento de enemigos internos.

“Yo creo que (el Congreso) se lleva la medalla de oro en obstruccionismo a nivel latinoamericano”, aseveró recientemente Gloria Montenegro, ministra de la Mujer del Gabinete de Vizcarra, “qué barbaridad para poner trabas en todo.”

Este jueves, los manifestantes pidieron, por tercera vez, ni más ni menos que el cierre del Congreso, una medida excepcional que el Gobierno puede tomar únicamente si los parlamentarios censuran al conjunto del Consejo de Ministros.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.