Saltar al contenido principal

Desde Madagascar el Papa Francisco se pronuncia contra la deforestación

 El Papa Francisco llega a una vigilia de oración con los jóvenes en Antananarivo, Madagascar, el 7 de septiembre de 2019.
El Papa Francisco llega a una vigilia de oración con los jóvenes en Antananarivo, Madagascar, el 7 de septiembre de 2019. REUTERS/Yara Nardi

El pontífice señaló que la tala de árboles en distintos países no puede verse como un problema individual, sino como una alerta global, debido a que amenaza el futuro de todo el planeta.

Anuncios

El máximo representante de la iglesia católica hizo un llamado de atención, en medio de los incendios forestales en la Amazonía, en América, las deflagraciones de bosques en Europa y la elevada deforestación en países de África como Madagascar.

"El deterioro de esa biodiversidad compromete el futuro del país y de la tierra, nuestro hogar común", dijo el Papa Francisco.

"Los últimos bosques están amenazados por los incendios forestales, la caza furtiva, la tala sin restricciones de valiosos bosques. La biodiversidad de plantas y animales está en peligro por el contrabando y la exportación ilegal", agregó.

Francisco se pronunció en medio de su visita a Madagascar, la cuarta isla más grande del mundo, que según los institutos de investigación y las agencias de ayuda ha perdido alrededor del 44% de su bosque en los últimos 60 años, debido a las exportaciones ilegales de palo de rosa y ébano, una densa madera negra.

La corrupción desencadena la deforestación: Francisco

Ante centenares de autoridades y diplomáticos, Jorge Bergoglio señaló que la corrupción desencadena pobreza, la caza furtiva ilegal y la explotación de recursos naturales.

Miles de persons esperan al Papa Francisco para una vigilia de oración en el sitio Soamandrakizay Mess en Antananarivo, Madagascar, el 7 de septiembre de 2019.
Miles de persons esperan al Papa Francisco para una vigilia de oración en el sitio Soamandrakizay Mess en Antananarivo, Madagascar, el 7 de septiembre de 2019. REUTERS/Yara Nardi

Sugirió como solución que las autoridades creen empleos respetuosos con el medioambiente para sacar a la población de una precariedad "inhumana".

Francisco abogó por la necesidad de garantizar una mejor distribución de los ingresos y una inclusión integral de todos los habitantes, especialmente de los más pobres.

Pero también destacó que el desarrollo de un país tiene que estar unido a la protección del medio ambiente, porque "no hay crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental".

Madagascar se encuentra entre los veinte países más pobres del mundo, según el índice de desarrollo humano. El 70 % de su población vive con menos de dos dólares al día. Además, el país registra una alta tasa de desnutrición en niños de entre 0 y 5 años, según la Organización para la Alimentación y Agricultura, FAO, de Naciones Unidas.

France 24 con Reuters y EFE

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.