Saltar al contenido principal

Colegiales de Hong Kong se suman a las protestas contra el Gobierno

Un estudiante de secundaria hongkonés grita consignas en favor de los manifestantes y en contra del Gobierno mientras forma parte de una cadena humana.
Un estudiante de secundaria hongkonés grita consignas en favor de los manifestantes y en contra del Gobierno mientras forma parte de una cadena humana. Amr Abdallah Dalsh / Reuters

Alumnos de más de un centenar de escuelas hongkonesas formaron cadenas humanas que atravesaron los diferentes barrios de la ciudad isleña para solidarizarse con los manifestantes que protestan contra el Ejecutivo de Carrie Lam.

Anuncios

Los jóvenes hongkoneses se sumaron este 9 de septiembre a la protesta contra el Gobierno de Carrie Lam. Como acordaron con el inicio del curso, los estudiantes de secundaria hicieron un paro para protestar contra el Ejecutivo pro-Beijing de la isla y pedir su dimisión. Por medio de cadenas humanas y eslóganes en favor de los manifestantes presos pretenden añadir más presión sobre Lam.

Estas concentraciones se producen tan solo un día después de que se registrase otro fin de semana de violencia en la antigua colonia británica. La policía arrestó a 157 personas en los últimos tres días, de los cuales 125 eran hombres y 32 mujeres de 14 a 63 años, lo que eleva el número total de arrestos a más de 1.300.

A primera hora del lunes, antes de que comenzaran las clases, filas de estudiantes y exalumnos se unieron cantando en favor de los detenidos y contra el Gobierno.

"La cadena humana es el escaparate más fuerte de cómo esta protesta está profundamente arraigada en la sociedad, tan arraigada que ingresa a través de los estudiantes de la escuela", dijo Alan Leong, un exalumno de Wah Yan College en el distrito de Kowloon de la ciudad.

Algunas de las cadenas humanas se extendieron más de un kilómetro, con estudiantes de una escuela uniéndose con los de otra cercana. En Hong Kong es común que las escuelas estén agrupadas en un área determinada.

Estudiantes de secundaria gritan consignas mientras forman una cadena humana en Hong Kong.
Estudiantes de secundaria gritan consignas mientras forman una cadena humana en Hong Kong. Amr Abdallah Dalsh / Reuters

El movimiento antigubernamental entró en su decimocuarta semana consecutiva y no muestra signos de calmarse, a pesar de que la jefa del Gobierno local, Carrie Lam, anunció la retirada formal del proyecto de ley de extradición el pasado 4 de septiembre. Para los manifestantes está decisión viene demasiado tarde y ya no hay vuelta atrás. Para ellos Carrie Lam y su Gobierno deben dar un paso al costado.

Las protestas comenzaron por la intención del Ejecutivo pro-Beijing de Carrie Lam de sacar adelante una ley de extradición a la China continental para los presos de isla. Esto haría que las personas detenidas en Hong Kong pudieran ser juzgadas en un tribunal que está bajo el amparo del Partido Comunista de China, algo intolerable para los hongkoneses.

Desde entonces, lo que empezaron como manifestaciones pacíficas, desembocaron en enfrentamientos cuerpo a cuerpo entre los contrarios a Carrie Lam y la Policía, llegándose a hablar incluso de la posible intervención del Ejército chino en la isla para restaurar el orden.

La economía y el turismo en Hong Kong caen en picada

Hong encara su primera recesión económica en los últimos 10 años. Uno de los lugares de compras más populares ve como las protestas mellan al comercio minorista de la isla, que en muchas ocasiones tiene que cerrar durante varios días seguidos. Además, decenas de empresas reportaron destrozos en sus sedes.

Las llegadas de turistas cayeron un 40% en agosto con respecto al año pasado, tal y como aseguró Paul Chan, secretario de finanzas de la ciudad. Los enfrentamientos sostenidos que bloquean las carreteras y paralizan partes de la ciudad afectan a la movilidad de los, cada vez menos, visitantes. A esto hay que sumar la paralización del aeropuerto.

Estudiantes de secundaria con máscaras se unen a una cadena humana que protesta contra la brutalidad policial hacia los manifestantes, tras los enfrentamientos en el distrito de Wan Chai en Hong Kong este fin de semana.
Estudiantes de secundaria con máscaras se unen a una cadena humana que protesta contra la brutalidad policial hacia los manifestantes, tras los enfrentamientos en el distrito de Wan Chai en Hong Kong este fin de semana. Amr Abdallah Dalsh / Reuters

La jefa de derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, instó a las personas a protestar pacíficamente y pidió a las autoridades que respondan a cualquier acto de violencia con moderación.

Los manifestantes piden una serie de demandas, de las que solo se cumplió la retirada total del proyecto de ley de extradición. El resto de puntos a cumplir para que las protestas cesen son la liberación de los detenidos, la dimisión de Carrie Lam o la eliminación del término "disturbios" para definir a las manifestaciones.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.