Saltar al contenido principal

Dorian llega a Canadá y deja sin electricidad a miles de hogares

Un árbol cayó en medio de una calle en la ciudad de Halifax, Canadá. 8 de septiembre de 2019.
Un árbol cayó en medio de una calle en la ciudad de Halifax, Canadá. 8 de septiembre de 2019. Katelyn Zwicker

La tormenta post-tropical continúa su trayecto por la costa Atlántica de Norteamérica, azotando ahora a las provincias del este de Canadá. El fenómeno natural sigue acumulando vientos que llegan a los 130 kilómetros por hora.

Anuncios

Casi medio millón de habitantes de las provincias canadienses de Nueva Escocia, New Brunswick y la Isla del Príncipe Eduardo quedaron sin electricidad tras el paso de la tormenta post-tropical Dorian, que llegó con fuertes ráfagas de viento y lluvias torrenciales.

El fenómeno natural golpeó con fuerza, provocando daños en las construcciones cercanas al mar, así como en zonas residenciales. Según el diario canadiense Global News, miles de personas permanecen en la oscuridad en Halifax, una de las ciudades más afectadas. La tormenta arrancó árboles, techos, derribó líneas eléctricas e incluso provocó el colapso de una grúa de construcción.

Aunque Dorian ya no está clasificado como huracán, todavía acumula vientos con la fuerza de un ciclón que alcanzan aproximadamente los 130 kilómetros por hora, según informó el Centro Canadiense de Huracanes.

“Entramos en una fase de evaluación y reconstrucción. El impacto de la tormenta se hace sentir en las provincias”, dijo Paul Mason, director Ejecutivo de la Agencia de Gestión de Urgencias de Canadá.

Por su parte, el ministerio de Defensa canadiense autorizó el envío de 700 soldados para ayudar a limpiar las calles de las ciudades golpeadas por la tormenta, y para remover árboles y escombros.

Bahamas evacúa a los sobrevivientes del huracán Dorian

Por ahora, la tormenta post-tropical no ha dejado heridos en Canadá y los estragos no son del nivel de los que hubo en Bahamas, donde Dorian arrasó con construcciones enteras y ha dejado hasta ahora 44 víctimas mortales.

Una semana después del paso de uno de los huracanes más fuertes registrados en el archipiélago caribeño, la ciudad de Nassau se enfrenta ahora a una ola de miles de evacuados que huyen de las zonas más afectadas.

“Queremos abandonar la isla, es difícil para nosotros, no podemos vivir aquí. No hay agua ni electricidad, estamos muriendo, es una situación catastrófica”, dijo un habitante de la isla de Ábaco, una de las más afectadas por Dorian.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID en inglés) lidera actualmente la llegada de ayuda humanitaria a Bahamas, para que sea distribuida lo más rápido posible a los lugares que quedaron completamente devastados.

“Tuve la oportunidad de hacer un recorrido aéreo en la isla Ábaco y me sorprendió el nivel de devastación. Hay partes en Ábaco y Bahamas que no sufrieron grandes daños, pero otros lugares fueron borrados del todo, como si les hubieran arrojado bombas nucleares”, dijo Mark Green, funcionario de USAID.

La cifra de muertos en Bahamas aumentará, según las autoridades, ya que cientos de personas continúan desaparecidas.

Con Reuters, EFE y medios locales

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.