Saltar al contenido principal

Invertir en la lucha contra el cambio climático podría generar beneficios millonarios

Cartel en donde se lee la palabra "Urgencia", durante una manifestación contra el G7 en Hendaya, Francia. 24 de agosto de 2019.
Cartel en donde se lee la palabra "Urgencia", durante una manifestación contra el G7 en Hendaya, Francia. 24 de agosto de 2019. Stephane Mahe / Reuters

Es una de las conclusiones de un informe entregado por la Comisión Global por la Adaptación, una organización liderada por Ban Ki Moon, exsecretario general de la ONU y Bill Gates, fundador de Microsoft.

Anuncios

"Somos la última generación que puede cambiar el curso del cambio climático y somos la primera que por tanto debe vivir con las consecuencias". Una frase contundente de una voz de peso: Ban Ki Moon. Quien fuera secretario general de las Naciones Unidas (ONU) presentó este 10 de septiembre el informe de la Comisión Global por la Adaptación, un grupo internacional que Moon lidera junto a Bill Gates, fundador de Microsoft, y Kristalina Georgiva, directora ejecutiva del Banco Mundial.

Paradójicamente, este reporte se presentó en Beijing, la capital del mayor contaminante de carbono del mundo. La conclusión es sencilla: el mundo debe adaptarse a una nueva condición inevitable de temperaturas más altas, un aumento del nivel del mar y fenómenos atmosféricos cada vez más fuertes.

Pero para los expertos es una estrategia que puede traer ganancias económicas. De acuerdo con la Comisión, invertir 1,8 billones de dólares en la lucha contra el cambio climático a lo largo de una década puede generar un beneficio neto de más de 7 billones.

La inversión ha de hacerse en áreas determinadas como la mejora de la agricultura, el fortalecimiento de los sistemas de alarma y en nuevas infraestructuras más resistentes. Esta última generaría 4 billones con maniobras para reducir el riesgo de inundaciones en zonas urbanas o proteger las zonas costeras de un aumento del nivel del mar. Una solución como restaurar los manglares en los litorales puede generar 80.000 millones de dólares por pérdidas evitables.

Por su parte, la mejora de los sistemas de prevención de 24 horas puede suponer un ahorro de hasta un 30%. "Tiene que haber una revolución en la manera en la que actualmente planeamos nuestras ciudades, nuestra infraestructura y nuestra inversión privada", explicó Moon. Es una premisa sencilla, pagar costos más altos ante el cambio climático o ser prósperos ante ello.

Más pobreza, tormentas más fuertes y mayor de escasez de agua

La otra cara del informe son las consecuencias de la inacción contra el calentamiento global. En un mundo sin medidas para frenar el cambio climático más de 100 millones de personas pasarían a vivir bajo el umbral de la pobreza en países en vías de desarrollo para el año 2030.

El aumento del nivel del mar y un recrudecimiento de las tormentas podría tener un costo de 1 billón de dólares para el año 2050. Para ese mismo año, el número de personas que sufre de escasez de agua (al menos una vez al mes) pasaría de 3.600 millones a 5.000.

Desde la Comisión hacen un llamado a combinar las políticas de adaptación con las de mitigación. "Definitivamente debemos conseguir los dos, reducir las emisiones y adaptarnos", dijo Dominic Molloy, coautor del informe.

Las consecuencias del calentamiento global son cada vez más palpables con olas de calor récord, escasez de agua y tormentas más fuertes. Es el caso del huracán Dorian que dejó gran destrucción en Bahamas, siendo una de las tormentas más fuertes que jamás haya pasado en el Atlántico, desde que se tiene registro.

Es por eso que Ban Ki Moon hizó un llamado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que vuelve a hacer parte del Acuerdo de París, un tratado  internacional que busca reducir el aumento del calentamiento del planeta. "Espero que el presidente Trump regrese" y "haga algo bueno por la humanidad".

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.