Saltar al contenido principal

El cine biográfico se gana la alfombra en el 44 Festival de Toronto

Anthony Hopkins y Jonathan Pryce encarnarán a los pontífices Benedicto y Francisco respectivamente, en la cinta 'The Two Popes', presentada oficialmente en el Festival Internacional de Cine de Toronto, en Canadá.
Anthony Hopkins y Jonathan Pryce encarnarán a los pontífices Benedicto y Francisco respectivamente, en la cinta 'The Two Popes', presentada oficialmente en el Festival Internacional de Cine de Toronto, en Canadá. Cortesía TIFF / Netflix

Desde la abolicionista Harriet Tubman a un Anthony Hopkins convertido en Papa. Por sus tramas y actores, los relatos sobre vidas están marcando esta cita TIFF, que cerrará el domingo con la historia de la ganadora del Nobel, Marie Curie.

Anuncios

Aquí la frase “la realidad supera a la ficción” cobra todo el sentido. Porque un mundo inventado cuenta con la riqueza de la imaginación, pero un mundo real que se antoja fantástico de lo increíbles que son sus hechos, es todavía más poderoso.

En el año del oscarizado ‘Bohemian Rhapsody’ y la historia sobre Freddie Mercury, el cine biográfico se ha desplegado cómodamente en la alfombra del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF). Su 44 edición está en pleno ecuador, y los relatos sobre vidas o biopics están dejando grandes títulos entre sus más de 300 películas.

Buen ejemplo es el de este martes 10 de septiembre, con las presentaciones de ‘Harriet’ y ‘Honey Boy’. La primera es de la directora Kasi Lemmons y narra la vida de la abolicionista estadounidense Harriet Tubman, llamada originalmente Araminta Ross e interpretada por Cynthia Erivo.

Tras escapar del yugo de la esclavitud del siglo XIX, desde una plantación de Maryland hasta Filadelfia, Tubman decide arriesgar su vida para poner en libertad a otros afroamericanos esclavizados. Tanta fue su valentía que llegó a liberar hasta 70 esclavos, gracias a la creación de un “ferrocarril subterráneo”, una red clandestina de casas seguras que daba cobijo a los esclavos del sur de EE. UU. que aspiraban a tener un hogar libre en otros estados y países.

Mientras que la segunda, ‘Honey Boy’, es autoría cien por cien del actor Shia LaBeouf (‘Transformers’), con un guion basado en su infancia y en su relación con su padre. Si bien no tiene un carácter histórico como el de ‘Harriet’, LaBeouf encarna a su progenitor de tal modo que retrata los daños de una infancia infeliz y la vida de un actor infantil explotado por su padre, alcohólico veterano militar, que lo maltrata física y psicológicamente.

Y es que parte del éxito de estos biopics viene por quienes se transforman en grandes personalidades del pasado, que aun teniendo pequeñas historias seducen. Recuérdese el caso de ‘Joy’, con Jennifer Lawrence, sobre la mujer que inventó “la fregona mágica” y creó en un imperio comercial; o de más relevancia, ‘Darkest Hour’, con un Gary Oldman metamorfoseado en Winston Churchill.

Así promete ‘A Beautiful Day in the Neighborhood’, con Tom Hanks dando vida al presentador Fred Rogers, mítico personaje para niños en los 60, o ‘Dolemite Is My Name’, con Eddie Murphy haciendo del cómico, actor, productor y músico Rudy Ray Moore, recordado por su papel en ‘Dolemite’ (1975). El filme ha sido producido por Netflix, una de las plataformas de streaming que han marcado esta edición de Toronto tanto como las biografías.

En esa línea también se han preestrenado en TIFF ‘Ford v Ferrari’, sobre el ingeniero Carroll Shelby de la compañía de automóviles Ford y su conductor británico Ken Miles, con Matt Damon y Christian Bale; ‘Judy’ sobre la cantante y actriz Judy Garland, interpretada por una emocionadísima Renée Zellweger que recrea sus conciertos de 1958 en Londres; y la guinda, también de Netflix, ‘The Two Popes’.

Mención aparte porque 2019 terminará con muchos pontífices -Jude Law será en octubre el ‘The Young Pope’ de Paolo Sorrentino-, pero sobre todo porque quienes encarnan a los papas Benedicto y Francisco son respectivamente Anthony Hopkins y Jonathan Pryce. Responsable de ello es el brasileño Fernando Meirelles (‘City of God’), que ha unido a estas dos estrellas en un escenario oculto del Vaticano, para mostrarnos cómo el conservadurismo de uno y el reformismo del otro deben encontrarse en un punto en común que dé un nuevo camino a la Iglesia católica.

La realidad le echa un pulso final a la ficción en ‘Radioactive’, de la historietista franco-iraní Marjane Satrapi. Lo que en ella nos describe es la vida de la científica polaca Marie Curie, doble premio Nobel de Física y Química, y pionera en el campo de la radiactividad. La actriz Rosamund Pike cerrará el broche, porque su actuación de Curie será la última y pondrá fin el domingo 15 de septiembre a esta edición llena de grandes biografías, por qué no, ganadoras de un próximo premio Óscar.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.