Saltar al contenido principal

Johnson revela los riesgos de un Brexit 'duro': desabastecimiento, aumento de precios y revueltas

Manifestantes en contra del Brexit protestan ante el Parlamento británico en el centro de Londres, Reino Unido, el 11 de septiembre de 2019.
Manifestantes en contra del Brexit protestan ante el Parlamento británico en el centro de Londres, Reino Unido, el 11 de septiembre de 2019. Will Oliver / Reuters

A orden de Parlamento, el primer ministro británico se vio forzado a publicar un el informe realizado por el Gobierno en el que se alerta de desabastecimiento, aumento de precios y desorden público, entre otros, en caso de un Brexit sin acuerdo.

Anuncios

Este miércoles 11 de septiembre, el Gobierno británico no tuvo más remedio que publicar un informe realizado por el mismo Ejecutivo de Boris Johnson en el que se evalúan los mayores riesgos ante "el peor escenario posible" causado por una eventual salida de Reino Unido de la Unión Europea sin haber llegado a un acuerdo con la Unión Europea este 31 de octubre, fecha límite para el divorcio.

El estudio se inició el pasado 2 de agosto, nueve días después de que Johnson asumiera como primer ministro y según informó el propio Gobierno, forma parte del plan de salida del bloque comunitario a toda costa que tiene el mandatario en la mira. Pero aunque no estaba en sus planes hacerlo público, el documento salió a la luz debido a la presión del Parlamento, que aprobó el pasado lunes una moción para forzar al Gobierno a informar sobre su contenido.

A grandes rasgos, el documento de cinco páginas revela que, en caso de producirse un Brexit sin acuerdo, la población británica podría sufrir graves consecuencias en materia de desabastecimiento de medicinas y un fuerte incremento en los precios de los alimentos y del combustible. También podría aumentar considerablemente el descontento social.

El flujo de mercancías por el canal de la Mancha podría disminuir en un 60%

También advierte que ni el Estado ni el comercio están debidamente preparados en caso de que finalmente se produzca un Brexit 'duro', algo que se debe, según indica a el texto, al continuo vaivén político que hay en el país respecto al proceso Brexit sin que haya claridad sobre una hoja de ruta a seguir.

En cuanto al comercio, especifica que los camiones podrían tener que esperar hasta dos días y medio para cruzar el Canal de la Mancha, cuyo flujo podría reducirse hasta en un 60% la primera jornada después de haberse producido la salida de la Unión Europea y que las mercancías podrían quedar bloqueadas hasta seis meses.

Las colas de tráfico podrían afectar las entregas de combustible, interrumpir los suministros en Londres y en el sureste del país. "Ciertos tipos de suministros de alimentos frescos disminuirán", explica el documento y agrega que "existe el riesgo de que las compras por pánico al desabastecimiento causen o incrementen la interrupción del suministro de comida".

Otro sector afectado será el financiero. Los bancos con sedes en el país y en distintos países del bloque comunitario se verían afectados, así como el intercambio de información de seguridad entre los países comunitarios y Reino Unido. En cuanto al flujo migratorio, los británicos podrían estar sujetos a mayores controles de inmigración en los puestos fronterizos de la Unión.

"Boris Johnson está preparado para castigar a aquellos más vulnerables"

Todo ello comportaría también un fuerte aumento de las protestas en el país y un posible incremento del desorden público qué, según predice el documento, aumentará también el gasto en despliegue policial.

El opositor Partido Laborista indicó que el documento era la confirmación de los graves riesgos que supone al país un Brexit sin acuerdo: "El informe del Gobierno confirma que Boris Johnson está preparado para castigar a aquellos más vulnerables con un Brexit sin acuerdo para beneficiar a sus amigos adinerados", dijo el líder laborista Jeremy Corbyn:

En las últimas semanas, el Brexit se ha convertido en un intenso pulso entre el Gobierno, que busca como sea materializar el divorcio antes del próximo 31 de octubre, y el Parlamento, que a toda costa intenta impedir una salida abrupta del bloque.

La moción para publicar el informe del Gobierno fue una de las últimas medidas del Legislativo antes de ser suspendido este lunes por el primer ministro en una maniobra para restarle poder a los diputados en la recta final del Brexit y que ha sido criticada por amplios sectores del país.

A pesar de estar condicionado por una ley aprobada de urgencia en los últimos días y que obligaría al primer ministro a pedir una prórroga a la fecha de salida del bloque por lo menos hasta finales de enero, el mandatario ha dicho que no pretende cumplir dicha normativa, por lo que el escenario de un Brexit 'duro' se presenta ahora como una realidad más factible que nunca.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.