Saltar al contenido principal

La convocatoria del TIAR: el tratado con el que la OEA busca sumar presiones a Venezuela

Imagen de la sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos en Washington D.C., EE. UU., el 11 de septiembre de 2019. La OEA aprobó convocar a una reunión del Órgano de Consulta del Tiar.
Imagen de la sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos en Washington D.C., EE. UU., el 11 de septiembre de 2019. La OEA aprobó convocar a una reunión del Órgano de Consulta del Tiar. Juan Manuel Herrera / OEA

Los cancilleres de los países miembros del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca se reunirán en la segunda quincena de septiembre. Buscarán acciones en contra de Nicolás Maduro. La opción militar sigue siendo incierta.

Anuncios

La resolución aprobada este miércoles 11 de septiembre del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos es un primer paso para activar el TIAR. Según el comunicado publicado por la OEA, se trata de “una resolución para constituir el Órgano de Consulta del Tratado y convocar en la segunda quincena de septiembre la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores a la que se refiere el artículo 11 del TIAR”.

La convocatoria a la reunión de los cancilleres de los Estados miembro del tratado obtuvo el respaldo de 12 países, entre los que la OEA incluye a Venezuela (representada por el embajador designado del líder opositor Juan Guaidó), otros cinco países se abstuvieron y el Bahamas estuvo ausente de la reunión.

Además de Venezuela, la resolución fue aprobada por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay y República Dominicana. Por otro lado, se abstuvieron de votar Trinidad y Tobago, Uruguay, Costa Rica, Panamá y Perú.

El TIAR: un tratado que alude a la “legítima defensa”

El tratado fue creado en 1947 como una forma de responder a las agresiones en contra de los Estados miembros. Ahora algunos buscan usar este acuerdo para que aumenten las presiones en contra de Venezuela.

El artículo tercero del tratado reza que “las Altas Partes Contratantes convienen en que un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado Americano, será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos”. Una versión similar se puede leer en el artículo 5 de la OTAN y el texto de la TIAR también alude al artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas que reconoce el derecho a la legítima defensa.

La última vez que se intentó activar el tratado fue el 11 de septiembre de 2001, luego del atentado en el World Trade Center de Nueva York. Días antes, el entonces presidente de México Vicente Fox había sentenciado que el TIAR era “obsoleto e inútil”. México se retiró efectivamente en 2004 y con los años también salieron del tratado Nicaragua, Bolivia, Ecuador y Venezuela.

Pero el pasado 6 de agosto, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela Juan Guaidó hizo los trámites para que su país volviera a adherirse al tratado. La resolución de este miércoles es un primer paso para incrementar las acciones que presionen al Gobierno de Nicolás Maduro.

Las acciones que puede emprender el TIAR contra Venezuela

El texto del tratado indica que los Estados miembro pueden emprender acciones de manera individual y que “el Órgano de Consulta se reunirá sin demora con el fin de examinar esas medidas y acordar las de carácter colectivo que convenga adoptar”.

El artículo 8 del tratado contempla las medidas que se podrían tomar en contra de un Estado que agreda a cualquiera de los Estados miembro: “el retiro de los jefes de misión; la ruptura de las relaciones diplomáticas; la ruptura de las relaciones consulares; la interrupción parcial o total de las relaciones económicas, o de las comunicaciones ferroviarias, marítimas, aéreas, postales, telegráficas, telefónicas, radiotelefónicas o radiotelegráficas, y el empleo de la fuerza armada”. La mayoría de estas sanciones ya han sido aplicadas, la más extrema sería el uso de la fuerza y aún queda por ejecutar el bloqueo de las comunicaciones marítimas o aéreas.

Este miércoles, en el marco de la sesión del Consejo Permanente, el ministro de relaciones Exteriores de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que en Venezuela se refugian grupos guerrilleros con la permisividad de Nicolás Maduro y sus colaboradores. Según Holmes Trujillo, la guerrilla del ELN, con la cual su Gobierno suspendió el diálogo de paz que se adelantaba en Cuba, tiene lazos con "altos oficiales" de Maduro, con los que colabora en varios niveles. Las afirmaciones del canciller ocurren un día después de que el ejército venezolano iniciara actividades en la frontera con Colombia.

Pero pese a las tensiones, la opción del "empleo de la fuerza armada" ha sido descartado por otros países. Al menos dos cancilleres ya se han pronunciado en contra. El encargado de la cartera de Exteriores de Chile, Teodoro Ribera, dice que aprobó la citación a la reunión del Órgano de Consulta del TIAR para buscar salidas pacíficas.

“Desde ya expresamos, como lo hicimos hoy en la OEA, que no impulsaremos ni apoyaremos la adopción de ninguna medida que implique el empleo de la fuerza armada”, afirmó el canciller chileno en una rueda de prensa. Sus palabras fueron replicadas por Miguel Vargas, ministro de Exteriores de República Dominicana. Según Vargas, su país reitera su "rechazo a la vía de intervención militar extranjera" y expresa su "apoyo a una salida negociada y pacífica.

El titular de Exteriores dominicano recalcó que la votación de hoy no supone la adopción de medida inmediata alguna, sino que cualquier decisión se tomará en la reunión acordada del órgano de consulta, que probablemente se realizará en Nueva York dentro de dos semanas.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.