Saltar al contenido principal

Tribunal Supremo aprueba la ley de Trump contra el asilo de migrantes centroamericanos

El Tribunal Supremo en Washington D.C, la capital de Estados Unidos, en una imagen de archivo de noviembre de 2018
El Tribunal Supremo en Washington D.C, la capital de Estados Unidos, en una imagen de archivo de noviembre de 2018 Al Drago / Reuters

La legislación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para evitar que muchos migrantes de Centroamérica pidan asilo al país obtuvo la aprobación del Tribunal Supremo tras semanas de debate judicial.

Anuncios

Luz verde a Donald Trump: el Tribunal Supremo, la instancia judicial más alta de Estados Unidos, declaró como legal la ley propuesta por el presidente de Estados Unidos para impedir que los migrantes centroamericanos pidan asilo.

Después de varias semanas de debate, el Supremo revirtió así una sentencia emitida por una corte de menor instancia en California, que bloqueaba estas medidas de Trump respecto a la inmigración. La decisión no es definitiva, lo que significa que el litigio legal podría seguir. Sin embargo, debe aplicarse mientras tanto.

Trump propuso una ley a finales de julio de este año que establecía que los migrantes debían pedir asilo a los países que atravesaran en su camino hacia Estados Unidos antes de hacerlo frente al gobierno estadounidense. Esto bloquea la posibilidad de buscar refugio en Estados Unidos a muchos migrantes centroamericanos de países como Honduras, El Salvador o Guatemala, ya que antes deberán pedir asilo a otros países como México.

El presidente celebró la decisión del Supremo en Twitter: “¡GRAN VICTORIA para la frontera sobre el asilo en el Tribunal Supremo!”. Sin embargo, la sentencia no contó con la aprobación de todos los magistrados. Las juezas Sonia Sotomayor y Ruth Bader Ginsburg siguen oponiéndose a la ley de Trump.

Sotomayor criticó que, “una vez más”, el Ejecutivo emite “una orden que busca anular prácticas duraderas con respecto a los refugiados que buscan asilo de la persecución”. “Además, es especialmente preocupante que la medida del Gobierno derriba décadas de prácticas de asilo ya asentadas y afecta a algunas de las personas más vulnerables del hemisferio occidental”, agregó.

Informe desde Washington: Corte Suprema avala las restricciones de asilo de Trump

Las duras políticas de Trump contra la inmigración

La ley promulgada por Trump es una dura respuesta a la llegada de migrantes a través de la frontera sur de Estados Unidos, que últimamente ha alcanzado las cifras más altas en la última década. Mayo fue el mes de mayor flujo desde 2006 y se detuvieron a más de 132.000 personas que cruzaron la frontera sin permiso. En total, hay alrededor de 436.000 peticiones de asilo sin resolver.

Un grupo de migrantes centroamericanos antes de ingresar a un refugio temporal en Nuevo México tras cruzar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos el 16 de mayo de 2019.
Un grupo de migrantes centroamericanos antes de ingresar a un refugio temporal en Nuevo México tras cruzar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos el 16 de mayo de 2019. José Luis González / Reuters

Desde entonces, el Gobierno estadounidense ha impulsado varias medidas para frenar este flujo migratorio, como los centros de detención en la frontera que han suscitado las denuncias de varias organizaciones por las violaciones de derechos humanos que comportan. En muchas ocasiones, se separaron unidades familiares que viajaban juntas y se dejaron a menores de edad solos en los centros.

También llegó a un acuerdo con México tras varias amenazas de sanciones comerciales, en la que el Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador aceptó endurecer su política migratoria en la frontera con Guatemala para evitar que tantos migrantes llegaran a Estados Unidos. Según las cifras publicadas recientemente por las autoridades mexicanas, el flujo de indocumentados hacia Estados Unidos se redujo un 56% entre mayo y agosto.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.