Saltar al contenido principal

Mogherini reitera su compromiso con la paz en Colombia al cierre de su gira latinoamericana

El presidente de Colombia, Iván Duque, habla mientras la jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, escucha durante una conferencia de prensa en Bogotá, Colombia, el 12 de septiembre de 2019.
El presidente de Colombia, Iván Duque, habla mientras la jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, escucha durante una conferencia de prensa en Bogotá, Colombia, el 12 de septiembre de 2019. Cortesía Presidencia de Colombia

Tras pasar por Cuba y México, la alta representante de la UE apoyó de nuevo a Colombia en su misión de paz, frente al rearme de varios exguerrilleros. Vínculo que ha reforzado con la donación de 30 millones de euros para el éxodo venezolano.

Anuncios

La paz es el principal vínculo entre Colombia y la Unión Europea (UE). De ahí que el primer mensaje en el país por parte de la alta representante para Asuntos Exteriores y de Seguridad, Federica Mogherini, haya sido una reiteración del apoyo europeo, moral y económico, al proceso de posguerra.

“La paz sigue siendo el núcleo del compromiso de la UE en Colombia (…) He transmitido al presidente nuestra confianza en su compromiso con la paz y en las acciones que se vienen implementado desde su Gobierno a través de la política de Paz con Legalidad, particularmente el trabajo para la reintegración de excombatientes de las FARC”, aseguró la representante luego de una reunión con el mandatario colombiano Iván Duque. 

A Duque le pidió persistir en la paz a pesar del agujero en el que ha vuelto a caer el país, con varios exlíderes de las FARC volviendo a las armas. Si bien, Mogherini restó importancia a esta crisis, rescatando que los rearmados ‘Iván Márquez’ y ‘Jesús Santrich’, entre otros, son solo “un pequeño grupo de disidentes” y que “la gran mayoría de los antiguos miembros siguen comprometidos con el acuerdo”.

Un acuerdo que desde 2016 recibe ayuda de la UE, mediante el Fondo Europeo para la Paz de Colombia. Tanto la comunidad de 21 Estados europeos como Chile, único latinoamericano en hacerlo, aprobaron “solidarizarse” con el país por su ejemplo de “transformación”. Desde entonces, Colombia ha recibido 645 millones de euros (713,8 millones de dólares) que cuentan con un préstamo del Banco Europeo de Inversión, de los cuales hoy sigue disponiendo de 125 millones de euros (138,3 millones de dólares).

30 millones de euros para la migración llegada de Venezuela

Si la jefa de la diplomacia europea ha estado este 12 de septiembre en Colombia se debe también a la migración. Porque entre todas las naciones latinoamericanas, Colombia ha sido la mayor receptora del éxodo venezolano, con una capital cuya escena diaria es la de un migrante venezolano pidiendo ayuda.

Ante esta situación, Mogherini también anunció una partida de 30 millones de euros (33,2 millones de dólares) para el país y su responsabilidad migratoria. Una cantidad que se suma a otros 130 millones de euros (143,9 millones de dólares) destinados a la identificación de migrantes y su integración social y económica.

La idea que tiene la UE para Colombia es que el país ofrezca “empleo, emprendimiento y vivienda digna” a los venezolanos llegados, refugiados, personas devueltas y comunidades receptoras. “Colombia no puede hacer esto por sí sola, necesita apoyo internacional. Cuenta con el apoyo de la UE. Esta crisis humanitaria es una de las más carentes de fondos en el mundo, y posiblemente sea una de las más grandes”.

Sobre este llamado internacional sí hizo hincapié el presidente Duque, quien admitió que la migración venezolana se vive “en toda América Latina y el Caribe”, pero destacó que su país es el que más se ha visto afectado, con cerca de 1,4 millones de venezolanos y otros más que cruzan la frontera. Por eso pidió que haya “más donantes internacionales para superar la crisis más grande que ha sufrido América Latina en su historia”. Un argumento que reforzó con la acusación de que el Gobierno de Nicolás Maduro “ha albergado a grupos terroristas colombianos que pretenden amenazar a Colombia”.

La jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, se reúne con los senadores en el edificio del Senado en la Ciudad de México, México, 10 de septiembre de 2019.
La jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, se reúne con los senadores en el edificio del Senado en la Ciudad de México, México, 10 de septiembre de 2019. Edgard Garrido / Reuters

Colombia, la última parada de una gira muy económica

Una reunión con los embajadores de las Estados miembros de la UE, un encuentro con representantes de la sociedad civil y defensores de DD. HH., además de una cita con los jefes del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, marcan el último viaje de Federica Mogherini al país andino.

Y es que sus visitas a Colombia, y antes a Cuba y México, son las últimas paradas de Mogherini antes de dejar su cargo el próximo mes de octubre. A su sucesor Josep Borrell le deja un gran compromiso económico con la isla caribeña y un avance en materia comercial con el país centroamericano.

La relación de la UE con Cuba existe a pesar o a causa del alejamiento de EE. UU. con la isla, desde la llegada de Donald Trump. Y es pese a sus sanciones, o precisamente aprovechándolas, que Mogherini ha reforzado con Miguel Díaz-Canel la cooperación y las inversiones, siendo el principal socio comercial y abriendo paso a las empresas europeas en la isla.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.