Saltar al contenido principal

España sobrevive a Australia en una épica batalla y jugará la final de China-2019

Anuncios

Pekín (AFP)

En un partido agónico, España se impuso a Australia tras dos prórrogas (95-88), este viernes en Pekín, y jugará la final del Mundial de básquetbol China-2019, el domingo con el vencedor del duelo que enfrenta a Argentina y Francia.

Salvo en el arranque, Australia fue por delante durante prácticamente todo el choque, pero España ajustó su defensa en la recta final y se aprovechó del despertar ofensivo de Marc Gasol (33 puntos, 29 en la segunda parte) para llevarse el duelo. Jugará por su segundo título mundial tras el logrado en Japón-2006.

"¡Recién llegado a China y el partido que me toca!", escribió en Twitter durante el duelo la leyenda del básquet argentino Manu Ginobili.

Invicta en China-2019, tras una segunda fase en la que derrotó a Serbia, gran favorita junto a Estados Unidos, e Italia, y un cuarto de final relativamente asequible ante Polonia, España vivió una tarde agónica en Pekín, sobreviviendo a su escaso acierto en la primera parte para finalmente ofrecer una lección de experiencia, coraje y sangre fría.

Siempre a remolque, a España la sostuvo su defensa, impidiendo que la diferencia australiana se disparara. Así llegó al cuarto decisivo solo cuatro puntos por debajo (55-51).

Ya por entonces Marc Gasol había encontrado el aro. ¡Y de qué forma! Tras una primera parte en la que no consiguió canastas y únicamente anotó cuatro tiros libres, se disparó en la segunda mitad, cuajando uno de sus mejores partidos en su larga trayectoria con España, que empezó precisamente en aquel glorioso 2006.

- Francia-Argentina, duelo de verdugos -

Tampoco le falló la mano al pequeño de los Gasol en los instantes decisivos. A falta de 8 segundos anotó dos tiros libres que ponían a España un punto por delante (71-70).

Patty Mills, la estrella australiana, que se fue a los 34 puntos, tuvo a continuación dos libres para ganar. Pero falló uno y llegó la primera prórroga, después de que Ricky Rubio rozara la gesta con un triple desde el centro del campo que estuvo a punto de entrar.

El base volvió a mostrar sus galones en este torneo y aportó 19 puntos, 12 asistencias y 7 rebotes. También estuvo entonado Sergi Llull, que se fue a los 17, con un excepcional trabajo en defensa, como Rudy Fernández y Víctor Claver.

En las prórrogas España jugó con fluidez y estuvo más fresca que Australia. Otra vez Mills y Gasol se citaron en la línea de los libres para definir la semifinal. Ninguno falló y el partido se volvió a extender cinco minutos.

Entonces España mostró más hambre y mejor condición física ante una Australia fundida, que finalmente bajó los brazos.

La segunda final la disputarán este viernes, también en Pekín, Argentina, que apeó a Serbia, y Francia, que sorprendió a Estados Unidos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.