Saltar al contenido principal

Argentina en estado de gracia frente a la roca España por el Mundial de básquet

Anuncios

Pekín (AFP)

Argentina, un grupo canchero en estado de gracia, frente a España, fiel al éxito cimentado en su trabajo defensivo. La final del Mundial de básquetbol China-2019 enfrenta el domingo en Pekín (12H00 GMT) a dos maestros en el arte de la guerra.

Pocos hubieran apostado por este desenlace en un torneo en el que Serbia, con su equipo de brillantes torres, y Estados Unidos, con su colección NBA a pesar de su ristra de estelares renuncias, partían como grandes favoritas.

Pero un par de semanas después los únicos equipos que cuentan por victorias sus siete partidos, sinónimo de jugar la final, son España y Argentina.

- Marc y Rudy, supervivientes de 2006 -

Para ambos sería el segundo título mundial. España lo consiguió en Japón-2006 con un equipo al que ya pertenecían Marc Gasol y Rudy Fernández, respectivos referente y capitán del grupo que compite en China-2019.

Argentina se coronó en el primer Mundial, de anfitrión en 1950. Luego su 'Generación Dorada' rozó el título en Indianápolis-2002, preludio del histórico oro olímpico en Atenas-2004.

De aquellos tiempos sobrevive, y de qué forma, el capitán Luis Scola, capaz de matar a Francia con 28 puntos en semifinales a los 39 años.

Sergio Hernández, el seleccionador argentino, desveló lo ocurrido a continuación.

"En el vestuario (Scola) dijo: 'Tenemos 25 minutos para celebrar, después se acabó el ruido, no quiero redes sociales, nos tenemos que concentrar en el siguiente partido, tenemos 40 minutos para hacer historia'. Por cosas así sigue jugando a básquet", señaló el técnico.

"¡Ese flaco, el de la foto, es un extraterrestre!", escribió en las redes sociales la leyenda Manu Ginobili, presente el viernes en el Wukesong Sport Center y que se fundió en un emotivo abrazo con su compañero de mil batallas.

Ahora Scola chocará con Marc Gasol, cinco años menor, que también sacó los galones en semifinales al destrozar a Australia con 33 puntos, 29 tras el descanso, en un partido dramático que se decidió en la segunda prórroga.

Argentina, ya ganadora del oro en los Panamericanos en agosto, ha llevado su magnífica racha hasta el desenlace del Mundial. A la garra defensiva marca de fábrica se une un espléndido juego colectivo en ataque, sin complejos, dirigido por un Facundo Campazzo en su mejor momento.

- 'La inconsciencia nos ayuda' -

"La inconsciencia nos ayuda en esta situación puntual. Y vamos por más: queremos ganar el Mundial", dijo el viernes.

El base dirige, anota e incluso rebotea a pesar de sus 1,80 metros (12 puntos, 7 rechaces y 6 asistencias ante Francia). También destacan Gabriel Deck, un alero poderoso que no se pone ningún límite, Patricio Garino, Luca Vildoza o Nicolás Laprovittola.

Este último se unirá a Deck y Campazzo en el vestuario del Real Madrid, que cuenta con Rudy Fernández y Sergio Llull por el lado español.

El equipo dirigido por Sergio Scariolo es una roca defensiva capaz de volver loco al rival con sus cambios de sistema.

En ataque no vive el dulce momento argentino, pero ante Australia le sostuvieron Marc Gasol, Ricky Rubio, en el Mundial de su madurez como jugador, y el siempre genial Llull, con dos triples a sangre fría en la segunda prórroga.

A ellos se han unido en tramos puntuales los hermanos Hernangómez, Juancho y Willy. En defensa brillan Rudy Fernández y Víctor Claver, generosos en el esfuerzo y valiosos en los intangibles. "España tiene asesinos con mentalidad defensiva", avisó Campazzo.

El bagaje entre los finalistas es favorable a España. En los últimos 15 años Argentina solo ha ganado una vez, en el Mundial 2010, en el partido por el quinto puesto (76-75).

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.