Saltar al contenido principal

Felicity Huffman es la primera condenada por red de sobornos en admisiones universitarias de EE. UU.

La actriz Felicity Huffman abandona el juzgado federal con su esposo William H. Macy, luego de ser sentenciada por su participación en una red de sobornos en Boston, Massachusetts, EE. UU., el 13 de septiembre de 2019.
La actriz Felicity Huffman abandona el juzgado federal con su esposo William H. Macy, luego de ser sentenciada por su participación en una red de sobornos en Boston, Massachusetts, EE. UU., el 13 de septiembre de 2019. Katherine Taylor / Reuters

La actriz tendrá que pagar 14 días de cárcel, una multa de 30.000 dólares y 250 horas de servicio comunitario por su participación en el mayor escándalo de corrupción en el proceso de admisiones universitarias de Estados Unidos.

Anuncios

La actriz Felicity Huffman se convirtió en la primera persona en ser condenada por su participación en una red de sobornos a través de la cual se consiguieron cupos universitarios de manera fraudulenta en prestigiosas universidades de Estados Unidos, entre ellos, el de su hija.

"Asumo absolutamente la responsabilidad de mis acciones. Mereceré cualquier castigo que usted me imponga" dijo la intérprete antes de conocer el veredicto.

La actriz Felicity Huffman llega a la corte federal con su esposo William H. Macy, antes de ser sentenciada por su participación en una red de sobornos en Boston, Massachusetts, EE. UU., el 13 de septiembre de 2019.
La actriz Felicity Huffman llega a la corte federal con su esposo William H. Macy, antes de ser sentenciada por su participación en una red de sobornos en Boston, Massachusetts, EE. UU., el 13 de septiembre de 2019. Katherine Taylor / IMÁGENES TPX DEL DÍA vía Reuters

La fiscalía pedía un mes de cárcel, mientras que la defensa buscaba evitar la prisión para su clienta. Sin embargo, la jueza de distrito, Indira Talwani, la sentenció a 14 días de cárcel, los cuales deberá empezar a cumplir a partir del 25 de octubre. Concluida esta pena, quedará en libertad supervisada durante un año.

La estrella de la exitosa serie 'Desperate Housewives' también tendrá que pagar una multa de 30.000 dólares y cumplir 250 horas de servicio comunitario.

Así fue como Huffman resultó implicada en el escándalo

Huffman es tan solo una de las 51 personas acusadas de participar en un esquema del que hacen parte adineradas familias que habrían pagado para que sus hijos entraran a prestigiosas universidades de Estados Unidos como Yale, Stanford, Georgetown y la Universidad del Sur de California.

En el caso específico de la actriz, esta se declaró culpable en mayo de haber pagado $15.000 dólares que fueron disfrazados como contribuciones a una falsa organización benéfica, para que alguien corrigiera de forma secreta las respuestas de su hija Sophia en el examen SAT de ingreso a la universidad y así aumentara su puntaje.

Durante la audiencia, y en medio de las lágrimas recordó la reacción de su hija al enterarse de lo ocurrido. "(Sophia) me dijo: 'Ya no sé quién eres, mamá'. Y me preguntó: '¿Por qué no creíste en mí? ¿Por qué no creíste que podía hacerlo yo sola?' Solo puedo decir que lo siento mucho", mencionó.

Quiero disculparme especialmente con los estudiantes que trabajan duro todos los días para ingresar a la universidad, y con sus padres que hacen grandes sacrificios para apoyar a sus hijos

Felicity Huffman

Posteriormente emitió un comunicado en el que pidió perdón por su error: "Quiero disculparme especialmente con los estudiantes que trabajan duro todos los días para ingresar a la universidad, y con sus padres que hacen grandes sacrificios para apoyar a sus hijos".

Su esposo y también actor William H. Macy dijo que la institución a la que aplicaba Sophia y cuyo nombre se desconoce, rechazó su solicitud.

El cerebro detrás de la trama de corrupción y cómo operaba

Los fiscales consideran que este escándalo es la mayor estafa de admisión universitaria descubierta en la historia de Estados Unidos. Una de las razones de dicho calificativo tiene que ver con que la red movió un total de 25 millones de dólares.

Detrás de la trama se encontraba William "Rick" Singer, un consultor de admisiones universitarias de California quien se declaró culpable en marzo de su implicación en los sobornos cometidos a través de Edge College & Career Network. Allí cobró entre $100.000 y $2.5 millones de dólares por cada estudiante. Se espera que la condena de Singer se conozca a finales de mes.

El empresario también admitió haber sobornado a entrenadores deportivos universitarios para que estos presentaran a los hijos de sus clientes como sus reclutas y de esta manera facilitar su admisión en las universidades.

La actriz Lori Loughlin y su esposo, el diseñador de modas Mossimo Giannulli, abandonan el tribunal federal después de una audiencia por su participación en una red de sobornos en Boston, Massachusetts, EE. UU., el 27 de agosto de 2019.
La actriz Lori Loughlin y su esposo, el diseñador de modas Mossimo Giannulli, abandonan el tribunal federal después de una audiencia por su participación en una red de sobornos en Boston, Massachusetts, EE. UU., el 27 de agosto de 2019. Josh Reynolds / Reuters

Por ello se encuentran también en el ojo del huracán la actriz Lori Loughlin reconocida por su papel en la serie "Full House", y su esposo, el diseñador Mossimo Giannulli, quienes presuntamente habrían pagado unos $500.000 dólares para que sus dos hijas fueran aceptadas en el equipo de remo de la Universidad del Sur de California, a pesar de que no practicaban este deporte. Loughlin no se ha declarado culpable.

Los padres también debían mentir acerca de falsos problemas de aprendizaje de sus hijos, para que los administradores les permitieran más tiempo en los exámenes.

Posteriormente debían escoger un centro para realizar el test, ya fuera en Houston, Texas o en West Hollywood, California. En ambos, Singer había dicho tener control.

El escándalo reforzó la teoría acerca de que el proceso de admisión a la universidad, favorece a los más adinerados del país.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.