Saltar al contenido principal

Uruguay se hace un hueco en la historia de los Mundiales de rugby

Anuncios

Tokio (AFP)

Uruguay parece haberse hecho un hueco en los Mundiales al disputar en Japón-2019 su segundo torneo consecutivo, después de haber estado en Inglaterra-2015. Antes había estado presente en otros dos, en 1999 (en Gran Bretaña y Francia) y 2003 (en Australia).

Después de haber obtenido una victoria en cada una de sus dos primeras participaciones, los Teros no pudieron hacer lo mismo en la última, hace cuatro años, al caer en el llamado Grupo de la Muerte, donde consecharon cuatro derrotas.

Uruguay, que se había impuesto a España en 1999 y a Georgia, en un triunfo más prestigioso, en 2003, se presentó en Inglaterra-2015 con solo cuatro jugadores profesionales, perdiendo ante la selección local, Australia, Gales y Fiyi.

Pero el bautizo de Uruguay en un Mundial no había podido ser mejor, ya que el 2 de octubre de 1999 se impuso en Galashiels (Escocia) a España por 27-15, gracias a los tríes de Diego Ormaechea, Alfonso Cardoso y Juan Menchaca y al pie de Diego Aguirre y Federico Sciarra.

Después llegaron derrotas lógicas ante Escocia (43-12) y Sudáfrica (39-3) en Edimburgo y Glasgow.

En 2003, Uruguay también logró una victoria, el 28 de octubre en Sídney, contra Georgia (24-12), con tríes de Alfonso Cardoso, Diego Lamelas y Nicolás Brignoni y el pie de Diego Aguirre y Juan Menchaca.

- Mal recuerdo de 2015 -

En el resto de partidos, Uruguay cayó de forma clara ante Sudáfrica (72-6), Samoa (60-13) e Inglaterra (111-13).

Con Inglaterra se volvió a enfrentar en el Mundial de 2015, con el mal recuerdo de esa diferencia de casi 100 puntos de doce años antes, donde el XI de la Rosa acabaría llevándose el título.

Esta vez Inglaterra se impuso en Manchester también con comodidad por 60-3, pese a que los Teros habían comenzando por ponerse por delante en el marcador, con un penal anotado por Felipe Berchesi en el minuto 2.

Fue la despedida de la Celeste en ese Mundial, donde habían debutado con derrota en Cardiff frente a Gales (54-9), para después caer en Birmingham contra Australia (65-3) y contra Fiyi en Milton Keynes (47-15), con los dos únicos tries anotados por los Teros en el torneo, gracias a Carlos Arboleya y Agustín Ormaechea.

En Japón-2019, tratarán de lograr esa victoria que no pudieron lograr hace cuatro años, aunque no lo tendrán fácil frente a potencias como Australia, Gales o Fiyi, contra la que ya jugó en 2015.

Las mayores esperanzas llegarán contra Georgia, un combinado europeo potente, a la que derrotó en 2003, pero que ha crecido mucho desde entonces.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.