Saltar al contenido principal

Irán e Irak niegan participación en ataque a la principal petrolera saudita

Columnas de humo salen de las instalaciones de Aramco en Abqaiq, en el occidente de Arabia Saudita. 14 de septiembre de 2019.
Columnas de humo salen de las instalaciones de Aramco en Abqaiq, en el occidente de Arabia Saudita. 14 de septiembre de 2019. Stringer / Reuters

Estados Unidos culpó a Irán por el ataque y Teherán, mediante un comunicado, aseguró que se trata de un plan para "destruir la imagen" del Ejecutivo de Teherán.

Anuncios

El Ministerio de Exteriores de Irán negó que el Gobierno haya tenido algún tipo de participación en los ataques perpetrados el sábado, 14 de septiembre, contra dos instalaciones de la petrolera saudita Aramco.

Mediante un comunicado, el portavoz del Ministerio, Abas Musaví, aseguró que se trata de un plan para "destruir la imagen" del Ejecutivo de Teherán.

Las declaraciones se producen luego de que Estados Unidos culpara a Irán por el ataque, a pesar de que el mismo sábado, los rebeldes hutíes de Yemen reclamaron la autoría.

A través de su cuenta de Twitter, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, indicó que "Teherán es responsable de cerca de 100 ataques en Arabia Saudita mientras que Rohaní y Zarif fingen comprometerse diplomáticamente".

De igual forma, resaltó que "en medio de todas las llamadas de desescalamiento, Irán ha lanzado un ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo. No hay evidencia de que los ataques vengan de Yemen".

Sin embargo, Musaví, indicó que las palabras de Pompeo obedecen a"acusaciones ciegas" y carecen de "un mínimo de credibilidad", a pesar de que los rebeldes hutíes son un grupo armado que recibe apoyo directo de Irán.

"Este tipo de medidas se parecen más a los planes de las agencias de inteligencia para destruir la imagen de un país (Irán) con el objetivo de allanar el camino para llevar a cabo algunas acciones en el futuro", señaló el funcionario.

Irak también niega que haya participado en el ataque contra Aramco

Por su parte, el Ejecutivo de Irak negó rotundamente que los diez drones que perpetraron el atentado hayan partido de su territorio.

Mediante un comunicado, la oficina del primer ministro "niega lo que ha circulado por algunos medios y redes sociales sobre el uso de su territorio para atacar instalaciones petroleras saudíes con drones".

En el texto, Bagdad también reiteró "su compromiso constitucional de prohibir el uso de su territorio para la agresión contra sus vecinos, hermanos y amigos" y subrayó que "actuará firmemente contra cualquiera que intente violar la Constitución".

Aramco tuvo que reducir su producción a la mitad por el atentado

Los hechos ocurridos este sábado se produjeron en Abqaiq y Khurais. En Abqaiq se encuentra la principal planta de procesamiento de crudo del gigante Aramco. Esta instalación se encuentra ubicada a 60 kilómetros al suroeste de Dhahran, donde está la sede principal de la empresa.

Se trata de la mayor planta de procesamiento de petróleo en el mundo entero y por las instalaciones pasan dos tercios de los 10 millones de barriles que produce la compañía a diario. Mientras que en Khurais se encuentra el segundo mayor depósito de Aramco.

Debido al ataque, la empresa tuvo que reducir en 50 % su producción de crudo, lo que significa una disminución de unos 5,7 millones de barriles. Asimismo, informó que las explosiones "también han detenido la producción de gas asociado en 2.000 millones de pies cúbicos por día, utilizados para producir 700.000 mil barriles de gas líquido".

La empresa anunció que el atentado no afectó los suministros de agua, energía o combustible a nivel local y añadió que los faltantes serán compensados con productos que se encuentran en reserva.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.