Saltar al contenido principal

Italia: Salvini promete un referendo si el nuevo Gobierno revoca la política migratoria que él delineó

El líder del partido de la Liga, Matteo Salvini, le habla al público durante un mitin anual de su movimiento en Pontida, Italia, el 15 de septiembre de 2019.
El líder del partido de la Liga, Matteo Salvini, le habla al público durante un mitin anual de su movimiento en Pontida, Italia, el 15 de septiembre de 2019. Flavio Lo Scalzo / Reuters

Rodeado de un abultado séquito de seguidores, Matteo Salvini, líder de la ultraderechista Liga, prometió “desafiar a los traidores” a través de un referendo, si tratan de modificar las leyes migratorias que introdujo cuando estaba en el Gobierno.

Anuncios

Abrigado por cerca de 80.000 militantes, el ultraderechista Matteo Salvini aprovechó el mitin anual que su formación, la Liga, celebra en la localidad de Pontida, al norte de Italia, para retomar el tradicional discurso que le ha hecho popular: el de la seguridad a costa de una política migratoria inflexible, impuestos reducidos y autonomía en las zonas más ricas del país, las que están al norte como la Lombardía.

Salvini acompañó estas palabras con desafiantes amenazas contra el nuevo Gobierno que surgió de la coalición entre el Movimiento 5 Estrellas (M5S), su antiguo aliado, y el progresista Partido Democrático, luego de que, como ministro del Interior, provocara la caída del Ejecutivo que él mismo ayudó a formar tras una alianza entre el M5S y la Liga en junio de 2018.

“Desafiaremos a los traidores que están en sus oficinas”, exclamó Salvini, ante un público que lo apoyaba con júbilo al prometer que convocaría un referendo si la nueva administración desmantela una ley que introdujo el mes pasado con la que bloqueó los puertos de Italia para los barcos de ONG que rescatan migrantes en el mar Mediterráneo."Si tocan nuestro decreto de seguridad, entonces no levantaremos 500,000 firmas, sino más bien cinco millones para defender las fronteras sagradas de nuestra nación", aseguró el líder italiano, apodado “Il Capitano”, ahora el hombre fuerte de la oposición.

Para que este mecanismo electoral que invoca Salvini tenga validez, debe tener el respaldo de al menos 500.000 ciudadanos. El ultraderechista que ha vinculado unas políticas migratorias más severas con la idea de que así el país será más seguro, lanzó este llamado luego de que el Gobierno que encabeza el primer ministro, Giuseppe Conte, autorizara el desembarco de 82 migrantes que fueron rescatados por la ONG, Ocean Viking, en un puerto de la isla italiana de Lampedusa, tras seis días de espera en el Mediterráneo.

Salvini sabe que una de sus cartas ganadoras es dirigir todo el miedo de los votantes sobre la migración. Por ello se encargó de pintar un escenario oscuro en esta materia, para intentar reeditar su influencia. "Creo que la inmigración será sombría en los próximos meses. Va a empeorar", aseguró el ultraderechista. Este pulso antiinmigrante ha traído a la Liga más del doble de su apoyo desde las elecciones nacionales en 2018, convirtiéndola en el mayor partido de Italia.

Salvini, golpeado, pero no derrotado busca catapultarse de nuevo en el poder

Rodeado de 800.000 personas, todo un récord, según los organizadores del encuentro, el ahora opositor no admitió su revés político al romper la coalición, hizo todo lo contrario. Aseguró que “en los próximos meses, habrá un gobierno del pueblo", y que de momento "prefiero conceder siete puestos ministeriales a los traidores ahora, porque ganaremos con interés y transparencia en unos meses”, explicó, en un intento por dar a conocer a sus seguidores que tiene la situación bajo control y que pronto volverá al Gobierno luego de ostentar uno de los cargos más importantes en la cúpula.

En el mitin del año pasado en Pontida, un flamante pero equivocado Salvini, predijo que la Liga gobernaría durante los próximos 30 años. Pero apenas sobrevivió un año en el poder. El líder de la Liga sugirió que se había cometido un complot de la Unión Europea. Sin embargo, este parece no ser el fin para un aclamado exministro del Interior, que se ha convertido en uno de los políticos más populares de Italia y Europa.

Militantes del partido ultraderechista Liga asisten a un mitin en Pontida, Italia, el 15 de septiembre de 2019.
Militantes del partido ultraderechista Liga asisten a un mitin en Pontida, Italia, el 15 de septiembre de 2019. Flavio Lo Scalzo / Reuters

Según una encuesta reciente publicada este domingo 15 de septiembre en el diario financiero ‘il Sole-24 Ore’ expuso que pese al revés que sufrió la Liga al salir del Gobierno por iniciativa de Salvini, este partido sigue siendo el más sólido en Italia con un 34% de apoyo, mientras que el 55% de la ciudadanía tiene una opinión desfavorable del nuevo Gobierno. La encuesta realizada a 1.500 italianos habilitados para votar realizada por Winpoll tuvo un margen de error de cerca 2,3 puntos porcentuales.

Salvini mantiene la esperanza intacta de volver al Gobierno y desde la oposición hará lo que esté a su alcance para torpedear las decisiones de su antiguo socio, pero sabe que por ahora las probabilidades están en su contra.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.