Saltar al contenido principal
Reporteros

Los ángeles de la guarda de Edward Snowden

Edward Snowden, el exagente de la CIA solicitado por el Gobierno estadounidense tras haber filtrado información confidencial en el año 2013, fue protegido por un grupo de personas, solicitantes de asilo en Hong Kong. Ese hecho les cambió su cotidianidad, al punto que temen por su vida. Snowden se preocupa por quienes le brindaron protección y pide a los gobiernos que los ayuden.

Anuncios

La salida de la película ‘Snowden’, de Oliver Stone en 2016, le cambió la vida a un grupo de refugiados de Sri Lanka residentes en Hong Kong. Ellos, a pesar de su difícil situación, le dieron refugio a Edward Snowden, el exagente de la CIA que es buscado por las autoridades de Estados Unidos tras haber filtrado información confidencial.

Uno de ellos es Ajith Pushpakumara, un exmilitar de Sri Lanka que huyó de su país porque sus superiores abusaban de él. Por sus conocimientos, no dudó en ser la persona encargada de la seguridad de Snowden durante su estadía en Hong Kong.

“Estaba angustiado, tenía mucho miedo porque sabía que no era seguro para él. Sabía que los estadounidenses lo buscaban, podían atraparlo y tal vez matarlo (…) Conozco bien la ciudad, la zona de Kowloon y los diferentes sectores de Hong Kong. Sé cómo desplazarme”, dijo el refugiado.

Supun y Nadeeka Kellapathaen recuerdan con agrado a Snowden

Debido a lo delicado de la situación, Snowden debió ser ubicado en las casas de los refugiados. La idea de trasladarlo allí fue del abogado, Robert Tibbo, un especialista en derecho para los refugiados que pensó en “esconderlo en un lugar donde todos lo podían ver”.

Así fue como llegó a casa de la familia Kellapathaen, que al igual que Ajith, son refugiados y viven con menores de edad. Ellos temen por sus vidas y por la de sus hijos quienes nacieron en Hong Kong, pero por su situación son apátridas.

“En esa época, no sabíamos nada sobre Snowden. Al otro día, entendimos quién era al ver las noticias (…) Cada minuto que pasé con él es un recuerdo muy valioso para mí”, dijo Supun a France 24.

A pesar de la tensión, los anfitriones observaron muy bien los gustos del estadounidense, especialmente en la comida para que se sintiese cómodo. “No le gustan las legumbres, le gusta comer carne y pasteles”, dijo Nadeeka, una mujer que fue víctima de trata de personas, lo que la obligó a huir de su país.

Una situación que ha transcendido la diplomacia

Los refugiados no fueron los únicos que se vieron afectados por la situación, debido a la ayuda prestada a Snowden, Robert Tibbo, tuvo que salir de Hong Kong, ahora se encuentra exiliado entre Francia y Canadá. Durante el programa reveló que no descarta que el Gobierno canadiense esté presionado por el de Estados Unidos.

Canadá ha sido el destino de otra de las personas que protegió a Snowden, Vanessa Rodel, quien llegó a esa nación junto a su hija Keana. Debido al peligro que corrían en Hong Kong, pidió asilo en la nación norteamericana que ahora la acoge como residente permanente.

En el exilio, Snowden pide a los gobiernos que ayuden a sus ángeles de la guarda. “Por favor, protejan a esas familias. Recíbanlas en Canadá, les prometo que, así como fueron buenos conmigo lo serán con ustedes. Esas personas son entre las mejores en este planeta y necesitan su ayuda”, afirma el exagente de la CIA .

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.