Saltar al contenido principal

Crisis de opiáceos: la farmacéutica estadounidense Purdue Pharma se declara en quiebra

La sede la empresa farmacéutica Purdue Pharma, en Stamford, Connecticut, el 2 de abril de 2019.
La sede la empresa farmacéutica Purdue Pharma, en Stamford, Connecticut, el 2 de abril de 2019. Drew Angerer / AFP

El grupo estadounidense Purdue Pharma anunció que se declarará en quiebra en el marco de un acuerdo amistoso con la esperanza de salvar 10.000 millones de dólares para saldar a las miles de quejas relacionadas con la crisis de los opiáceos.

Anuncios

Purdue Pharma, el fabricante del analgésico OxyContin, se declaró en quiebra el domingo 15 de septiembre en Nueva York, cediendo a la presión de unas 2.600 acciones judiciales que le acusa de contribuir a la crisis de los opiáceos que está asolando a Estados Unidos.

El Consejo de Administración de Purdue Pharma se reunió el domingo por la noche para aprobar la inversión bajo el "Capítulo 11" de la ley sobre quiebras, que permite a la compañía continuar su reestructuración en el marco de un proyecto de reglamento global de litigios. El presidente de Purdue, Steve Miller, precisó en un comunicado que este acuerdo "proporcionará miles de millones de dólares y recursos vitales a las comunidades de todo el país que intentan hacer frente a la crisis de los opiáceos".

En virtud de este acuerdo, sin embargo sujeto a la aprobación de un tribunal, el valor total del Grupo Purdue se pagará a una organización establecida para el beneficio de los demandantes y la población de Estados Unidos.

Oposición al acuerdo abre el camino a nuevas batallas jurídicas

Purdue Pharma llegó a un principio de acuerdo para resolver los litigios con 24 estados y cinco territorios de EE. UU., así como con los abogados que representan a más de 2.000 ciudades, condados y otros demandantes, anunció el grupo farmacéutico. Pero unos 20 estados siguen opuestos o no comprometidos con la propuesta de reglamento, abriendo el camino para las batallas jurídicas para determinar quién es responsable de la crisis de opioides en Estados Unidos, que según los informes mató a 400.000 personas entre 1999 y 2017, según los Centros estadounidense para el control y la prevención de enfermedades.

Los demandantes denuncian las prácticas comerciales de Purdue por no advertir a los médicos y pacientes sobre los riesgos asociados con el uso prolongado de opiáceos.

Estados Unidos: ¿de qué se trata la crisis de los opioides?

Los estados que se oponen a esta regulación, incluidos Massachusetts, Nueva York y Connecticut, quieren que la familia Sackler garantice más que su fortuna personal e impugnaron los cálculos de Purdue, evaluando a 10.000 millones de dólares el acuerdo para poner fin a las quejas.

La familia Sackler, que cedería el control de Purdue Pharma en este acuerdo, propuso inyectar 3.000 millones de dólares y 1.500 millones de dólares adicionales, o más, en el marco de la venta eventual de otra compañía que les pertenecen, Mundipharma, según el grupo y las personas cercanas al caso. Los Sackler se negaron a revisar su oferta.

En el marco de este acuerdo, la compañía también podría proporcionar millones de medicamentos necesarios para tratar la adicción a las drogas, como el Nalmefene y la Naloxona, de forma gratuita o a bajo costo.

Muy influyentes en el seno de la élite neoyorquina, los Sackler construyeron su fortuna sobre el OxyContin, el poderoso analgésico acusado de estar en el corazón de la crisis de los opiáceos.

Con AFP y Reuters

Este artículo fue adaptado de su original en francés.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.