Saltar al contenido principal

Juan Figallo, el pilar que creció en Francia al lado de Galthié

Anuncios

Naraha (Japón) (AFP)

Juan Figallo está agradecido a Montpellier, el club que lo trajo a Francia desde su Salta natal en 2009, y donde pasó cinco temporadas. En cuatro de ellas tuvo como técnico a Fabien Galthié, adjunto de Jacques Brunel en una selección francesa a la que Argentina se medirá el sábado en el Mundial de Rugby-2019, en un duelo decisivo hacia los cuartos de final.

Figallo llegó con 19 años desde el Jockey Club Salta y con Galthié, Montpellier fue subcampeón de Francia en 2011, lo que ayudó al Chipi a jugar su primer Mundial en Nueva Zelanda ese mismo año.

El jugador argentino solo tiene palabras de elogio para Galthié, que llegó cuando el salteño afrontaba su segunda temporada en Francia.

Ambos dejaron el Montpellier en 2014.

"Aporta un poco más de claridad y de seguir un orden, que era lo que le faltaba a Francia. Creo que eso aporta Galthié. Es un gran entrenador y me toca tenerlo enfrente. Todo entrenador que fue exjugador, o exmundialista, le agrega ese toque de experiencia y sabiduría de lo que es vivir un momento así", explica Figallo en el J Village, en Fukushima, donde se concentra la selección argentina estos días previos al Mundial.

En aquellos años del equipo de Montpellier dirigido por Galthié pasaron muchos jugadores argentinos.

- Agradecido a Montpellier -

Galthié, además, había sido asistente de Santiago Phelan en el seleccionado argentino y tuvo como ayudante en Montpellier a Mario Ledesma, actual seleccionador argentino.

El pilar salteño es consciente de que su paso por Francia lo formó como jugador y como persona y está agradecido al Montpellier.

"Gracias a ir al Montpellier, por lo pronto aprendí francés, ya que llegué sin saber una palabra. Es una cultura diferente, que me gustó adaptarme a ella. Tengo amigos que he dejado atrás en Montpellier pero seguimos hablando. El torneo francés es espectacular, es muy lindo por cómo la gente lo vive. En mi carrera poder haber jugado ese torneo me deja una gran alegría", señala el primera línea.

El sábado, en Tokio, contra Francia, Figallo, que dejó Montpellier en 2014, tras cinco temporadas, para pasar al Saracens inglés, volverá a encontrarse con Galthié, en un partido decisivo contra Francia en la definición del Grupo C, donde estos equipos e Inglaterra pelearán por las dos plazas a cuartos de final.

"Es una zona difícil, pero todas lo son. No hay partido fácil acá. Pero lo que es seguro es que arrancar con el pie derecho es muy importante", indicó.

"El Top 14 francés siempre fue un gran torneo. Tienen siempre muy buenos jugadores, de los cuales pueden sacar un equipo y muy buen equipo", añadió Figallo en Fukushima.

- Importancia del scrum -

Figallo sabe que tiene una gran responsabilidad en el partido contra Francia, donde el scrum puede ser decisivo.

"Francia tiene un gran scrum. Es un punto en el que tenemos que meternos y hacernos fuertes", afirmó el pilar.

"A mí lo que me interesa es que si nos salen bien las cosas que queremos, puede irnos bien en el partido", explicó.

"Trabajamos mucho durante este tiempo la parte física, el scrum, todo para que explotar en el Mundial. La parte dura ya la hicimos ahora viene la parte de acomodar los últimos detalles para explotar el fin de semana contra Francia", se extendió.

A sus 31 años, el pilar izquierdo argentino afronta su primer Mundial, tras ser indiscutible con Phelan en 2011, donde jugó cinco partidos y marcó un try, fue incluido de urgencia en 2015 por Daniel Hourcade tras la lesión de Nahuel Tetaz Chaparro, jugando los dos últimos partidos, en semifinales contra Australia y en el partido por el tercer puesto con Sudáfrica.

"Todos los Mundiales son diferentes. Un diferente lugar, un diferente grupo, un diferente momento de mi vida, pero con los mismos nervios por lo que significa jugar un Mundial y estar en un Mundial", concluyó Figallo.

El sábado sin duda se dará un abrazo con Galthié.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.