Saltar al contenido principal

Montañero nepalí prevé escalar las 14 montañas de más de 8.000 metros en 7 meses

Anuncios

Katmandú (AFP)

El escalador nepalí Nirmal Purja quiere batir un récord y alcanzar la cima de las 14 montañas con más de 8.000 metros en sólo siete meses.

"Nadie creía que pudiera hacerlo cuando lo dije por primera vez", cuenta "Nims" a la AFP por teléfono desde el campamento de base chino en Cho Oyu (8.188 m), donde ha comenzado la tercera y última fase de su programa: "El Proyecto Posible".

"Estoy tan orgulloso de inspirar a generaciones de todas las edades a través de esta aventura. Eso es lo que me empuja", declara este veterano de las fuerzas especiales británicas, de 36 años.

De su lista inicial sólo quedan el Cho Oyu, el Manaslu (Nepal, 8.163 m) y el Shishapangma (China, 8.027 m). Si bien tiene previsto coronar los dos primeros antes de finales de septiembre, la última cumbre en la "zona de la muerte" podría hacerlo superar el plazo del 23 de noviembre que se ha fijado.

En efecto, el Shishapangma está cerrado esta temporada por las autoridades chinas, que consideran que la escalada es demasiado peligrosa. Nepal y el equipo de Nirmal Purja intentan obtener una autorización excepcional, pero el resultado aún es incierto.

- Casi desconocido -

Desconocido hasta hace poco en el selecto mundo del montañismo, Nims abandonó recientemente las unidades Gurkhas del ejército británico tras 16 años de servicio. Su carrera comenzó en abril en el Annapurna (Nepal, 8.091 m), donde participó en el peligroso rescate de un escalador malasio -que sucumbiría a sus heridas.

Esta acción atrae la atención del público en general y le da un balón de oxígeno al obtener fondos, una preocupación constante.

Sin recuperar el aliento, sin dormir, saltando de un campamento base al siguiente en helicóptero, demostrando una resistencia excepcional sin parar en algunos campamentos intermedios, el exsoldado encadena entonces las ilustres cumbres nepalesas: Dhaulagiri (8.167 m), Kanchenjunga (8.586 m), Everest (8.848 m), Lhotse (8.516 m) y Makalu (8.485 m).

Unas semanas más tarde, Nims se enfrentó en julio a cinco "8.000 m" de Pakistán, entre ellos los temibles K2 y Nanga Parbat, en la segunda fase de su proyecto.

Mientras que la mayoría de las expediciones comerciales renuncian a la cumbre del K2 debido a condiciones consideradas demasiado riesgosas, él se lanzó de todos modos y logró abrir el camino con su equipo. En todas las cumbres me decía "listo ya está hecho, ahora la siguiente", relata a la AFP.

- Alpinismo de velocidad -

Establecer una ventana de tiempo tan estrecha para conquistar estas 14 cumbres heladas y hostiles no es razonable.

Esos plazos no dejan margen para lo imprevisto, lo que conlleva un alto grado de riesgos. Este desafío "no se trata de mí", afirma Nims, que utiliza oxígeno embotellado en las grandes alturas. "Es parade mostrar lo que puede hacer el cuerpo humano, para cambiar el paradigma en la percepción del potencial humano", explica.

En los años 80, el alpinista polaco Jerzy Kukuczka había logrado esta hazaña física y técnica en siete años, once meses y catorce días utilizando oxígeno. En 2013, el surcoreano Kim Chang ho, asesinado el año pasado en Gurja, Nepal, mejoró el récord en un mes, esta vez sin ayuda respiratoria.

Criado en una aldea del noroeste de Nepal, Nirmal Purja dice que creció en un entorno en el que ni siquiera había dinero suficiente para comprar chancletas. "La historia de mi vida enseña a cualquiera que no haya nacido privilegiado que puede soñar con grandes cosas. Todo es posible si ponemos nuestro corazón y nuestra mente en ello y nos involucramos al 100%", estima.

Su aventura podría contribuir a escribir una nueva página de la historia de este deporte, señaló la alpinista británica Rebecca Stephens en un reciente artículo que le dedicó en las páginas del Financial Times.

Después de la era de los pioneros y de las primeras conquistas de las más altas cumbres de la Tierra en los años 1950-1960, luego del advenimiento de las expediciones comerciales en los años 1990, "una tercera fase o, quizás más precisamente, una rama del alpinismo de alta montaña (porque los dos anteriores perduran) está emergiendo, la de la velocidad".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.