Saltar al contenido principal
En 2 Minutos

Aumenta la tensión por el dominio del petróleo en el golfo Pérsico

Archivo: Una llama de gas se ve en el desierto en el campo petrolero Khurais, a unos 160 km de Riad, Arabia Saudita, el 23 de junio de 2008 (reeditado el 16 de septiembre de 2019).
Archivo: Una llama de gas se ve en el desierto en el campo petrolero Khurais, a unos 160 km de Riad, Arabia Saudita, el 23 de junio de 2008 (reeditado el 16 de septiembre de 2019). EFE

Estados Unidos culpa a Irán por los ataques a una refinería y a un campo petrolífero sauditas, mientras Irán sostiene que son consecuencia de la guerra en Yemen. Entre tanto, el petróleo alcanza su precio más alto en casi tres décadas.

Anuncios

La guerra por el dominio del oro negro llega a un punto crítico. Con el ataque con drones a la mayor refinería del mundo, la saudita Abqaiq, el mercado del crudo sufrió su ofensiva más grave desde el siglo pasado: la producción mundial de petróleo se contrajo en un 5% y solo en un día el precio de este alcanzó su pico más alto desde 1991.

El desfalco en la producción saudita de petróleo podría afectar también el suministro mundial, es por ello que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, liberó las reservas de crudo del país, en aras de dar una respuesta a una eventual escalada de los precios.

Por el momento, la tensión sigue en aumento en el golfo Pérsico con acusaciones cruzadas por la responsabilidad de los ataques. Mientras el Gobierno de Estados Unidos culpa a Irán de estar tras la ofensiva, este asegura que los ataques son consecuencia de la guerra en Yemen, después de que grupos rebeldes hutíes en ese país se hubieran adjudicado su autoría.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.