Saltar al contenido principal

Túnez a segunda vuelta: un candidato independiente ocupará el Palacio de Cartago

El académico Kaïs Saïed, con el 18,4 % de los votos, y Nabil Karoui, con el 15,58 %, se enfrentarán en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales tunecinas.
El académico Kaïs Saïed, con el 18,4 % de los votos, y Nabil Karoui, con el 15,58 %, se enfrentarán en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales tunecinas. Infografía France 24 / Anis Mili, Fethi Belaid / AFP

La segunda vuelta de las presidenciales en Túnez se decidirán entre Kaïs Saïed y Nabil Karoui, dos candidatos independientes, después de la decepción de los tunecinos con las promesas incumplidas de los partidos surgidos durante la Primavera Árabe.

Anuncios

Después de dos días de recuento de votos, la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE) hizo oficial los resultados de la votación de las segundas elecciones presidenciales de la historia de Túnez este 17 de septiembre.

Ninguno de los 26 candidatos logró la mayoría absoluta, por lo que el nuevo Presidente se decidirá en segunda vuelta. La fecha definitiva dependerá de si alguno de los perdedores impugna el resultado durante las próximas 48 horas.

Sin embargo, tanto la Junta Electoral, como los observadores internacionales, confirmaron que las elecciones se desarrollaron con normalidad, aunque anunciaron que investigarían el apoyo electoral de 'Nessma TV' al fundador del canal, Nabil Karoui.

Precisamente, los dos candidatos que lucharán por ocupar el Palacio presidencial de Cartago son el catedrático Kaïs Saïed, que venció la primera vuelta de los comicios con el 18,4% de los votos, y el magnate de las comunicaciones Nabil Karoui, hoy en prisión, que obtuvo el 15,58% de los sufragios.

La juventud de la democracia tunecina, que comenzó en 2011, después de la Primavera Árabe, no pudo evitar seguir las tendencias globales, donde el descontento y el desgaste de la población provocaron una baja participación y la popularización de candidatos que no provienen de la política.

Las primeras elecciones presidenciales del 2014 tuvieron una participación del 62,91%. Cinco años después y con un malestar generalizado por el incumplimiento de promesas sociales y económicas, el número de votantes cayó hasta un 45,02%. Sin embargo, es un dato mejor que el registrado en las municipales de mayo de 2018, donde la participación fue del 35,65%.

Saïed o Karoui, un candidato 'outsider' presidirá Túnez

Aunque los sondeos auguraban un buen resultado de los candidatos independientes, la contundente victoria de Saïed y Karoui, frente a los partidos laicos e islamistas, que iniciaron la transición en 2011, resultó una sorpresa.

"Los tunecinos prefirieron aventurarse en lo desconocido que volver a dar una oportunidad a aquellos que traicionaron sus esperanzas", expresó el periódico tunecino 'Le Quotidien'.

El catedrático Kaïs Saïed se impuso en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Túnez.
El catedrático Kaïs Saïed se impuso en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Túnez. Muhammad Hamed / Reuters

Kaïs Saïed, de 61 años, es la gran revelación de las elecciones, después de llegar a la política por la popularidad que obtuvo como analista político en los platós de televisión.

Se trata de un personaje heterodoxo que está triunfando a pesar de no tener ni página de Facebook y que se destaca por hablar un árabe formal alejado del habla de la calle. Además, no realizó ningún mitin ni dispone de máquina electoral de propaganda.

Este académico independiente apuesta por una descentralización radical del poder, desde la democracia local y con la potestad del Presidente para suspender cargos electos.

El magnate de la comunicación Nabil Karoui accede a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.
El magnate de la comunicación Nabil Karoui accede a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Zoubeir Souissi / Reuters

Por su parte, Nabil Karoui, de 56 años, era el favorito en las encuestas, pese a haber estado gran parte de la campaña en la cárcel por lavado de dinero y evasión de impuestos.

Se trata de un multimillonario magnate de los medios de comunicación que se presenta como antisistema, a pesar de haber estado involucrado durante mucho tiempo en la escena política de Túnez.

Es dueño del canal más visto del país, 'Nessma TV', y dirige la organización Khalil Tounes, fundada tras la muerte de su hijo y en la que presta ayuda a los más pobres. Un hecho que le dio muchos votos entre las comunidades más humildes.

Se vende como un hombre del pueblo y, desde su partido Qalb Tounes, propone la liberalización de la economía tunecina, por lo que el jefe de gobierno saliente Youssef Chahed lo llamó el "Berlusconi tunecino".

Ahora viene una etapa de incertidumbre política en Túnez

Los resultados de Túnez, lejos de aclarar el futuro político, convierten la formación de gobierno en una incógnita. A pesar de que la Constitución otorga un gran poder al Presidente, el vencedor necesitará entenderse con el futuro primer ministro, que será elegido en las elecciones legislativas del próximo 6 de octubre.

La democracia más consolidada de Medio Oriente parece encaminada a un Parlamento altamente fragmentado, un hecho que dificulta la formación de un nuevo gobierno.

Mientras tanto, la población sigue a la espera de que se solucionen los problemas que afectan a la vida cotidiana. Como, por ejemplo, que el 15% del total de los tunecinos están desempleados, afectando especialmente a los jóvenes. Además, la inflación está perjudicando a las rentas más bajas.

Retos que, esta vez, tendrá que afrontar un presidente que no viene de la transición.

France 24 con Reuters y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.