Saltar al contenido principal

Asamblea de Ecuador rechaza despenalización del aborto en caso de violación

Manifestantes a favor de la despenalización de aborto reaccionan durante una protesta fuera de la Asamblea Nacional cuando los legisladores celebran una sesión para votar sobre la legalización del aborto en casos de violación, en Quito, Ecuador, el 17 de septiembre de 2019.
Manifestantes a favor de la despenalización de aborto reaccionan durante una protesta fuera de la Asamblea Nacional cuando los legisladores celebran una sesión para votar sobre la legalización del aborto en casos de violación, en Quito, Ecuador, el 17 de septiembre de 2019. Daniel Tapia / Reuters

La Asamblea Nacional introdujo una serie de reformas a su Código Penal y, aunque la propuesta de despenalizar el aborto en casos de violación estaba incluida, no tuvo suficientes votos. Lo que sí aprobó fue el uso medicinal del cannabis.

Anuncios

Abortar después de haber sido víctima de violación seguirá siendo considerado delito en Ecuador. A falta de unos cuantos votos aprobatorios, la Asamblea Nacional rechazó este martes 17 de septiembre una reforma legal que despenalizaba la interrupción del embarazo cuando este hubiera sido producto de una violación.

De 137 legisladores que componen la Asamblea, se necesitaban 70 votos para que fuera avalada la iniciativa de ampliar los supuestos para poder abortar en el país.

La propuesta rechazada, que causó revuelo entre los ecuatorianos, formulaba que las mujeres pudieran acudir a la práctica del aborto en caso de violación, inseminación no consentida, malformación del feto e incesto.

En Ecuador el aborto es legal solo cuando se encuentra en riesgo la vida o la salud de la gestante y cuando se presenta un embarazo resultado de una violación a una mujer con discapacidad mental. Y así se mantendrá.

La legislación también prevé que quien haga abortar a una mujer que cumpla con estas condiciones será sancionado con pena privativa de libertad de uno a tres años. Asimismo, la mujer que cause su aborto o permita que otro se lo cause, podría pagar entre seis meses y dos años de prisión.

Una propuesta que dividió opiniones

En los exteriores del Parlamento, se dieron cita grupos a favor y en contra de que se ampliaran las causales para la interrupción voluntaria del embarazo. Las caras largas por la decisión fueron para quienes consideran que el aborto es una muestra de violencia.

Manifestantes protestaron tras la negativa del Legislativo ecuatoriano a despenalizar el aborto para víctimas de violación.
Manifestantes protestaron tras la negativa del Legislativo ecuatoriano a despenalizar el aborto para víctimas de violación. José Jácome / EFE

A su turno, quienes abogan porque el aborto no sea considerado un delito cuando la gestante haya sido víctima de violencia sexual celebraron la decisión parlamentaria.

Manifestantes celebraron la negativa a la despenalización del aborto para víctimas de violación en Quito (Ecuador).
Manifestantes celebraron la negativa a la despenalización del aborto para víctimas de violación en Quito (Ecuador). José Jácome / EFE

El arzobispo de Quito, Alfredo Espinoza, por su parte, había sentado su voz de protesta en nombre de la Iglesia Católica previo a la votación. En ese sentido, pidió a los asambleístas “no manchar sus manos de sangre”.

El arzobispo de Quito y primado de Ecuador, Alfredo Espinoza (derecha), y Danilo Echeverría (izquierda), obispo auxiliar de Arquidiócesis, hablan en conferencia de prensa en Quito (Ecuador), el 17 de septiembre de 2019.
El arzobispo de Quito y primado de Ecuador, Alfredo Espinoza (derecha), y Danilo Echeverría (izquierda), obispo auxiliar de Arquidiócesis, hablan en conferencia de prensa en Quito (Ecuador), el 17 de septiembre de 2019. José Jácome / EFE

Cannabis podrá tener un uso medicinal

La agenda legislativa, en la que se tramitaron 129 reformas al Código Orgánico Integral Penal, aprobó otras iniciativas no menos polémicas, como el uso medicinal del cannabis.

Ecuador se suma así a más de una docena de países en el mundo donde las prácticas de producir, comercializar, distribuir, usar y consumir el cannabis para usos medicinales o terapéuticos, son legales.

La reforma planteada tenía por objeto modificar 45 artículos del Código Integral Penal, crear otros 17 e introducir seis disposiciones transitorias generales y una final.

Un paso más hacia la salida de Ecuador de Unasur

En una votación paralela, el Parlamento ecuatoriano aprobó un informe de denuncia del tratado de Unasur, que abona el terreno para la salida definitiva del país de ese organismo regional.

Con 79 votos a favor, 36 en contra, 4 abstenciones y ningún voto nulo, la Cámara legislativa dio el visto bueno al informe que había sido elaborado por la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea y que esperaba la ratificación del pleno del Parlamento.

El informe de la denuncia del tratado de Unasur precisaba que el organismo incumplió con los objetivos de integración para el cual fue creado y censuró que hubo intereses de varios gobiernos que lo emplearon como plataforma ideológica.

La crisis en la organización se inició en 2017 cuando los 12 Estados miembros no pudieron ponerse de acuerdo sobre un nuevo secretario general, luego se agravó por las posiciones encontradas sobre la crisis venezolana y entró en una fase crítica cuando, en abril de 2018, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú suspendieron su participación y financiación.

El presidente de la República, Lenín Moreno, cuenta a partir de ahora con seis meses para formalizar la salida del organismo continental.

La organización cuenta con una sede física y en desuso que se encuentra en la Mitad del Mundo, al norte de Quito, que se convertirá en una universidad indígena.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) nació en 2008 con 12 Estados miembros de los que ahora solo quedan Bolivia, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Con EFE y medios locales

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.