Saltar al contenido principal

Científicos franceses proyectan un calentamiento de +7°C para el año 2100

El calentamiento global será más pronunciado de lo esperado y, en el peor de los casos, registrará un aumento de +7°C en 2100, advirtieron científicos.
El calentamiento global será más pronunciado de lo esperado y, en el peor de los casos, registrará un aumento de +7°C en 2100, advirtieron científicos. Getty Images

Expertos de Francia sobre el clima elaboraron modelos que plantean un futuro más alarmante del que se esbozaba. El informe servirá como base para un nuevo estudio del Panel Intergubernamental del Cambio Climático.

Anuncios

El calentamiento global será más pronunciado de lo esperado y, en el peor de los casos, registrará un aumento de +7°C en el año 2100, advirtieron el martes 18 de septiembre los científicos franceses al presentar nuevos modelos climáticos muy alarmantes, que servirán de base para el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas.

En 2021, los expertos en clima de la ONU presentarán su nuevo informe de evaluación del cambio climático, el sexto desde 1990. Un centenar de investigadores e ingenieros franceses, entre ellos el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés), el Comisariado para la Energía Atómica (CEA) y el organismo de previsión Météo-France, han trabajado para desarrollar dos modelos climáticos que contribuirán a este trabajo. Estos modelos fueron luego sometidos a varios escenarios socioeconómicos.

En el escenario más pesimista, basado en el rápido crecimiento económico impulsado por los combustibles fósiles, el aumento de la temperatura media mundial alcanza de 6,5 a 7°C en 2100. En el último informe del IPCC de 2014, la hipótesis más pesimista era de +4,8°C en comparación con el período preindustrial.

¿Qué significaría esto en términos concretos para las sociedades humanas?

En Francia, la multiplicación de las olas de calor es un buen ejemplo, respondieron los científicos en una conferencia de prensa. La ola de calor de 2003, que mató a 15.000 personas en Francia, se convertiría en la norma en la década de 2050.

Esto iría acompañado de "sequías mucho más largas y extensas", "desde 2070 el río Garona estará seco durante unos meses", "prácticas agrícolas fuertemente afectadas", "incendios forestales que se multiplican en regiones donde no son demasiado frecuentes hoy en día", según David Salas y Mélia, investigador del clima y responsable del clima en el centro de investigación del CNRM (Météo-France-CNRS).

Los científicos también sometieron sus modelos climáticos a otros escenarios. El más optimista, basado en una fuerte cooperación internacional y en la prioridad dada al desarrollo sostenible, nos permitiría "solo" mantenernos por debajo del objetivo de los 2°C de calentamiento global y "a costa de superar temporalmente el objetivo de los 2°C a lo largo del siglo".

Este escenario implica una reducción inmediata de las emisiones de CO2, la neutralidad global del carbono para el año 2060 y la captura atmosférica de CO2 de 10.000 a 15.000 millones de toneladas al año para el año 2100, lo que es técnicamente incierto.

El Acuerdo de París sobre el clima de 2015 prevé limitar el calentamiento global a una temperatura muy inferior a 2°C o incluso a 1,5°C. El mundo no está tomando este camino, ya que los compromisos asumidos hasta ahora por los Estados conducirían a un calentamiento de 3°C. El Secretario General de la ONU, António Guterres, convocó una cumbre para pedir a los líderes mundiales que aumenten sus ambiciones.

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.