Saltar al contenido principal
La Entrevista

Jean-Michel Blanquer: "Los primeros años de vida son fundamentales para la educación"

El ministro de Educación y Juventud de Francia, Jean-Michel Blanquer, visitó los estudios de France 24 en Bogotá. Durante la conversación comentó los cambios fundamentales que proyecta la reforma educativa que lleva adelante y la importancia de los primeros años en el futuro de los infantes.

Anuncios

Jean-Michel Blanquer llegó al Ministerio de Educación francés en mayo de 2017 y desde entonces lleva adelante un proyecto de reforma educativa en el país que, entre otras cosas, rebajó a tres años la edad para iniciar a los niños en la escolaridad.

"Los primeros años de la vida son fundamentales para la educación. En Francia, como en cualquier país, debemos poner mucha atención a lo que pasa en el niño en los primeros años, por eso la ley establece la instrucción obligatoria desde los tres años (…) En estas escuelas hay canciones, placer y juegos, pero detrás de los juegos y la música hay elementos que le permiten al niño tener confianza en la escuela", dijo Blanquer durante una conversación con France 24 en Español.

Este aspecto de la reforma se sustenta en el principio de "leer, escribir y contar". En sí, este sistema busca que entre los tres y los seis años de edad, el niño pueda adquirir las destrezas correspondientes para asumir su ingreso a la escuela elemental.

"Uno de los retos que tenemos dentro de la escuela maternal es enriquecer el vocabulario, debemos tener un niño con un lenguaje rico cuando empieza la escuela elemental donde va a aprender a leer, escribir y contar (…) Todo ese esfuerzo de poner energía, innovación tecnológica y rigor en los niños me parece fundamental", reiteró el funcionario.

Los aspectos de la reforma educativa francesa aplicables en América Latina

Blanquer tiene una relación de larga data con América Latina y especialmente con Colombia porque vivió en ese país entre finales de la década de 1980 y principios de 1990.

Para Blanquer, la reforma educativa francesa busca que la educación se convierta en un aspecto importante que tenga "más incidencia en el PIB de las naciones".

En este sentido, la nueva ley se ha enfocado en mejorar los procesos educativos de los más desfavorecidos, una situación que podrían retomar diversos países de América Latina que sufren la desigualdad, mucho más en la educación de las grandes ciudades y las zonas rurales.

"La ley está sustentada en una serie de medidas: que el ambiente físico sea el correcto y tener un número de niños razonable en clases especialmente en estos años claves alrededor de los cinco o seis (…) Unos 300.000 niños de Francia están aprovechando estas medidas y pensamos que en el futuro no va a existir una desigualdad entre los resultados de los barrios más pobres y el resto del país”, dijo Blanquer.

Adicionalmente, la educación francesa ha dado un vuelco hacia generar una mayor conciencia social, especialmente hacia el medio ambiente. "Los niños deben ser actores contra el cambio climático", explicó el ministro.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.