Saltar al contenido principal

Los partidos inician la campaña electoral en España entre reproches

Pedro Sánchez responde a la oposición durante la última sesión de control del Congreso, en Madrid, España, el 18 de septiembre de 2019.
Pedro Sánchez responde a la oposición durante la última sesión de control del Congreso, en Madrid, España, el 18 de septiembre de 2019. Sergio Pérez / Reuters

La fragmentación política y la incapacidad de los partidos para formar gobiernos en minoría, obligó al presidente del Gobierno Pedro Sánchez a convocar, el próximo 10 de noviembre, a las cuartas elecciones en los últimos cuatro años.

Anuncios

Pablo Casado no tiene sentido de Estado. Albert Rivera es irresponsable. Y Pablo Iglesias es dogmático. Esos son los calificativos que lanzó Pedro Sánchez a sus rivales políticos durante la última sesión de control del Congreso de los Diputados en España.

Un día antes, en la rueda de prensa posterior a la decisión del Rey de no proponer ningún candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez ya dijo que la culpa del fracaso de su investidura era por el bloqueo del resto de partidos de la cámara: "Lo hemos intentado todo, pero nos lo han hecho imposible".

Ante este panorama, la petición de Pedro Sánchez a la población española, desde la tribuna del Congreso, fue la de obtener más votos en las nuevas elecciones: “El próximo 10 de noviembre espero que los españoles den la posibilidad al PSOE de una mayoría más rotunda para gobernar sin la capacidad de bloquear el país al PP, Ciudadanos y Podemos”.

Sin embargo, desde el resto de partidos políticos se encargaron de señalar a Pedro Sánchez como el principal responsable del fracaso en la formación de gobierno. Algunos, como Gabriel Rufián, líder de Esquerra Republicana de Catalunya, recurrieron a la hemeroteca, mostrando un tuit en el que Pedro Sánchez responsabilizaba a Mariano Rajoy del bloqueo en 2016.

Por su parte, Pablo Casado, presidente del Partido Popular, acusó al líder socialista de haber buscado en todo momento las elecciones: "Ya tiene lo que quería, el PP estará ahora a la altura para recuperar el rumbo de una nación que a usted le queda grande", dijo.

Ione Belarra, portavoz de Podemos, reprochó al Gobierno en funciones la parálisis política del país: "La gente está estupefacta ante la pérdida de tiempo de cinco meses, con propuestas que valían en julio y ya no valen".

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, lamentó que España se esté dirigiendo hacia un agujero negro y pidió a Pablo Casado responsabilidad: "Si la noche del 10N tenemos un escaño más que la izquierda, llamaré al señor Casado para formar gobierno".

Un otoño caliente sin gobierno

Después de las elecciones del 10 de noviembre, no se podrá formar gobierno, como mínimo, hasta el 16 de diciembre. Una falta de ejecutivo que preocupa, en especial, por la gestión del otoño caliente que está por venir.

Empezando por Catalunya: está previsto que, en la primera semana de octubre, se conozca la sentencia contra los 12 líderes independentistas que llevan en prisión preventiva más de un año.

Una resolución judicial ante la que se espera que vuelva a haber una masiva respuesta de protestas y movilizaciones desde la sociedad catalana. La falta de gobierno reduce las posibilidades de responder a cualquier tipo de desobediencia que se pueda producir desde las instituciones de Catalunya.

La sentencia contra los líderes independentistas se conocerá la primera semana de octubre.
La sentencia contra los líderes independentistas se conocerá la primera semana de octubre. Albert Gea /Reuters

Por otro lado, la cuestión del Brexit también preocupa. La posibilidad, cada vez más real, de una salida por parte del Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo, va a tener consecuencias en el resto de los países miembro.

Por lo que todo parece indicar que la resolución final, se producirá sin gobierno, y, probablemente, sin Ministro de Exteriores en funciones, ya que el actual, Josep Borrell, será escogido en las próximas semanas como nuevo alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea y el Gobierno en funciones no puede escoger a otro ministro.

Las del 10 de noviembre serán las cuartas elecciones en cuatro años

Después de décadas de gobiernos estables, en los últimos años, los españoles se están acostumbrando a votar asiduamente. El fin del bipartidismo, con la aparición de nuevos partidos como Ciudadanos o Podemos, revolucionó un Congreso de los Diputados en el que solían alternarse las mayorías del Partido Popular y del Partido Socialista.

En 2015, el Partido Popular perdía la mayoría absoluta conseguida en 2011. Después de varios meses de negociaciones, Mariano Rajoy no conseguía formar gobierno y España se veía obligada a una repetición electoral por primera vez desde la transición.

En 2016, a pesar de unos resultados similares a los de 2015, la abstención técnica de un PSOE dirigido por una junta gestora, permitió que Mariano Rajoy formase un Gobierno en minoría.

Un Ejecutivo que finalizó con la polémica moción de censura del año 2018, cuando, después de la sentencia judicial por el caso Gurtel, en la que se condenaba al PP por corrupción, el PSOE, con el apoyo de Podemos y los partidos nacionalistas, sacaba a Mariano Rajoy del poder y Pedro Sánchez era nombrado presidente del Gobierno.

El domingo 28 de abril fueron las últimas elecciones generales en España. Después de una sesión de investidura fallida y de cinco meses de bloqueo, el país volverá a tener elecciones el próximo 10 de noviembre, sin la certeza de que unos nuevos resultados puedan dar lugar a las mayorías suficientes para formar gobierno.

France 24 con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.