Saltar al contenido principal

Irán responde a EE.UU. y niega su participación en los ataques a refinería saudita

El presidente iraní, Hassan Rohani, habla durante la reunión del gabinete en Teherán, Irán, el 18 de septiembre de 2019.
El presidente iraní, Hassan Rohani, habla durante la reunión del gabinete en Teherán, Irán, el 18 de septiembre de 2019. Web oficial de la presidencia de la República Islámica de Irán / Handout vía Reuters

Irán negó su implicación en los ataques a la petrolera Aramco y advirtió a Estados Unidos que responderá a cualquier ataque. Tras la respuesta, Donald Trump anunció un endurecimiento "sustancial" de las sanciones contra Teherán.

Anuncios

La escalada de tensiones entre Estados Unidos e Irán sigue aumentando. Tras los señalamientos del presidente estadounidense, Donald Trump, quien afirmó estar seguro de que la República Islámica es responsable de los recientes ataques contra la refinería saudita Aramco, el Gobierno iraní, encabezado por el presidente Hasan Rohani, negó la implicación de su país en dichos atentados.

El ministro de Defensa de Irán, el general Amir Hatami, rechazó este 18 de septiembre de 2019 cualquier participación de su país en los ataques contra las instalaciones petroleras sauditas, según informó la televisión estatal.

"Está completamente claro que este problema tiene que ver con el conflicto entre dos países (Yemen y Arabia Saudita) y hay una motivación muy grande para esto del lado de Yemen", señaló Hatami.

El ministro afirmó también que Estados Unidos aprovecha cualquier incidente militar que ocurra entre los sauditas y los yemeníes para señalar a Irán. "Creo que es absolutamente obvio y rechazamos estas acusaciones por completo. No llegarán a ningún lado porque no ofrecen razones, pruebas ni evidencias", dijo Hatami.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, saludando antes de abordar su avión que parte de la Base Andrews de la Fuerza Aérea en Maryland, EE. UU. UU., El 17 de septiembre de 2019. Pompeo se dirige a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.
El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, saludando antes de abordar su avión que parte de la Base Andrews de la Fuerza Aérea en Maryland, EE. UU. UU., El 17 de septiembre de 2019. Pompeo se dirige a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Web oficial de la presidencia de la República Islámica de Irán / Handout vía Reuters

Durante la reunión semanal del gabinete de Gobierno, el presidente  Rohani dijo que EE. UU. "en vez de confesar la grandeza de naciones como Siria y Yemen, opta por lanzar acusaciones (...) La República Islámica de Irán nunca ha querido conflictos en la región y nunca los querrá", afirmó en su alocución.

Además, Rohani criticó a EE. UU. por su forma de hacer política y entrometerse en la región de Medio Oriente. "La política de ustedes (los estadounidenses) en la región siempre se ha basado en crear guerra y desde hace 19 años a cualquier lugar de la región donde han venido, incluido Irak, Afganistán, Siria y el golfo Pérsico, han traído inseguridad", denunció el mandatario iraní.

EE. UU. anuncia sanciones e insiste en que el ataque a Aramco fue hecho con drones iraníes

El presidente Donald Trump tomó represalias tras la respuesta desafiante de Irán y ordenó aumentar las sanciones económicas contra ese país: "¡Acabo de instruir al Secretario del Tesoro para que aumente sustancialmente las sanciones en el país de Irán!", publicó en su cuenta oficial de Twitter.

Aunque el magnate no detalló la naturaleza de las sanciones, estas se sumarán a la gruesa batería punitiva contra Teherán impuestas por Washington desde que el líder republicano retiró a su país en mayo de 2018 del Acuerdo Nuclear con Irán.

Y justo en el estratégico golfo Pérsico, por el que cruza una quinta parte del crudo mundial, es donde se han producido desde el pasado mes de mayo una sucesión de ataques a petroleros y buques cisterna.

El que ocurrió el pasado fin de semana y se lo atribuyeron los rebeldes hutíes en Yemen, fue, según la inteligencia militar de EE. UU., hecho con diez drones y orquestado por Irán, a quien señalan como primer responsable del ataque.

Por esa razón, este miércoles aterrizó en Riad, la capital saudita, el secretario de Estado, Mike Pompeo, para coordinar una eventual respuesta. Al respecto, el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salman, aseguró que los ataques del sábado contra las dos plantas petroleras son "una prueba real para la voluntad" de la comunidad internacional sobre su forma de actuar y hacer frente a las amenazas.

Al respecto, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, dijo que "la campaña de presión máxima de Estados Unidos contra el régimen iraní está funcionando. Y si Irán llevó a cabo este ataque para presionar al presidente para que retroceda, fracasarán".

Arabia Saudita, que lidera la coalición árabe que se enfrenta a los rebeldes hutíes en Yemen y asegura que los ataques se produjeron con armas "iraníes", ya comenzó una investigación sobre los ataques e invitó a expertos internacionales y de la ONU para que participen en ella.

Las autoridades iraníes respaldan a los hutíes en su lucha contra la coalición árabe, pero aseguran que no les financian ni envían armamento, como denuncian EE. UU. y Arabia Saudita. Riad cortó relaciones diplomáticas con Teherán en 2016 y ambos países se disputan la influencia en Medio Oriente, y apoyan a bandos rivales en varios conflictos como el de Yemen.

Con EFE y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.