Saltar al contenido principal

México no logró impedir la venta de piezas prehispánicas de su patrimonio en París

Estatua de Coatlicue, divinidad de la fertilidad y la tierra, que se vendió por 107 mil dólares, en París, el 18 de septiembre de 2019.
Estatua de Coatlicue, divinidad de la fertilidad y la tierra, que se vendió por 107 mil dólares, en París, el 18 de septiembre de 2019. Benoit Tessier / Reuters

Pese a las protestas de las autoridades mexicanas, decenas de obras de arte precolombino fueron subastadas en Francia. La entidad responsable de la venta, la casa Millon, ignoró también la solicitud de la Unesco de aplazarla.

Anuncios

Fue en el lujoso hotel Drouot donde concluyeron estas compras, que sumaron un monto de 1,3 millones de dólares. Son más de un centenar de piezas que se repartieron los participantes exclusivos a este evento, unos objetos procedentes de las regiones de Teotihuacán, Guerrero y Oaxaca y del sureste de México, zonas de influencia de las culturas olmeca y Maya. Todos tienen varios siglos de antigüedad y un alto valor patrimonial y arqueológico.

Entre las joyas, una estatua hecha de piedra volcánica de Chalchiuhtlicue, diosa azteca del agua y protectora de los nacimientos, que fue adjudicada por 416.000 dólares, un precio cinco veces superior al estimado. Por su parte, la representación de Coatlicue, divinidad de la fertilidad y la tierra, se vendió por 107.000 dólares.

La casa de subastas Millon, que gestionó esta licitación, detalló en un folleto la diversidad de lo que cedió este miércoles 18 de septiembre. Una colección que pertenecía hasta entonces a unos particulares desde los años 1960.

El Gobierno de México, al igual que su embajador en París, pidió la suspensión de esta subasta ya que estima que "95 piezas provienen de su patrimonio cultural".

Este jueves 19 de septiembre, el Ejecutivo deploró la conclusión de esta "venta ilegal". Un comunicado publicado por la Secretaría de Cultura denuncia "acciones fomentan las excavaciones ilícitas, el saqueo, el tráfico ilícito y las falsificaciones, privan a las piezas arqueológicas de su esencia cultural histórica y simbólica, reduciéndolas a objetos de decoración". Entre las acciones interpuestas, la Fiscalía General de la República de México hizo llegar al Ministerio de Justicia francés una solicitud de cooperación penal.

Un centenar de piezas únicas vendidas por 1,3 millones de dólares

Ante esta polémica, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) solicitó también a Millon retrasar el proceso y "aclarar la procedencia de algunos artículos enlistados". Una demanda que fue ignorada. La entidad recordó que la lucha contra el tráfico de bienes culturales forma parte de los compromisos de los Estados desde su convención de 1970 y que otras subastas fueron cuestionadas por esa preocupación. Unas fricciones recurrentes que involucran a regiones diversas.

Por un fragmento de estela maya, Guatemala exigió también explicaciones a Millon y su Gobierno consiguió retirar 'in extremis' a la pieza de la subasta. "Uno de estos fragmentos fue saqueado a principios de los años 60 o a finales de los cincuenta y reapareció hasta ahora en esta colección", explicó a RFI el arqueólogo guatemalteco Camilo Luin.

Un desenlace que no obtuvo el gabinete de Andrés Manuel López Obrador, que batalló por primera vez sobre esta cuestión con Francia. El presidente mexicano ha hecho de la salvaguarda del patrimonio nacional un eje de su política.

Por otra parte, el responsable de la venta, Alexandre Millon, alabó la "serenidad" de las autoridades francesas, que, según él, no cedieron "a la presión mediática".

"Esta colección, que forma parte de las últimas colecciones francesas constituidas en la posguerra, es destacable en cuanto a su procedencia, su prestigio, la publicación de piezas en obras indispensables sobre arte precolombino y su participación en grandes exposiciones", argumentó Millon durante la subasta.

En su comunicado, el Gobierno de AMLO invocó la prohibición del comercio de este tipo de objeto a través de la Ley Federal de Monumentos Arqueológicos Artísticos e Históricos de México, una norma que estipula que "estos bienes culturales son inalienables y gozan de absoluta imprescriptibilidad".

Con EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.