Saltar al contenido principal

Alemania anuncia millonaria inversión para combatir el cambio climático

La canciller, Angela Merkel, anunció las medidas que toma Alemania para enfrentar la crisis climática. 20 de septiembre de 2019.
La canciller, Angela Merkel, anunció las medidas que toma Alemania para enfrentar la crisis climática. 20 de septiembre de 2019. Hannibal Hanschke / Reuters

El Ejecutivo alemán anunció un paquete de 70 medidas "practicables" que serán evaluadas año a año para que, en 2030, el país haya reducido sus emisiones en un 55 %, con respecto a las de 1990.

Anuncios

El Gobierno alemán anunció un plan este 20 de septiembre para luchar contra la crisis climática que contempla una inversión de cerca de 60.000 millones de dólares en energía, innovación y desarrollo.

El anuncio se hizo cuando este viernes millones de jóvenes al rededor del mundo protestan exigiendo acciones concretas para hacerle frente al cambio climático.

El objetivo de Berlín es lograr una reducción del 55 % de las emisiones de dióxido de carbono para 2030, con respecto a 1990. La medida es acorde a lo estipulado luego de constatar que Alemania no logrará la reducción del 40 % para 2020, con lo que se había comprometido previamente.

"Nos comprometimos a reducir nuestras emisiones de CO2 en un 40 % para 2020 y debemos decir que hay una gran probabilidad de que desafortunadamente no cumplamos esta meta, que pactamos en 2007", aseguró la canciller alemana, Angela Merkel.

La iniciativa hace parte de un paquete de 70 medidas, que ha sido anunciado previo a la cumbre de líderes que se llevará a cabo en la sede de las Naciones Unidas el próximo lunes, 23 de septiembre.

En su declaración, la mandataria explicó que "el mecanismo que acordamos hoy es muy importante para alcanzar nuestras metas; es decir que el gabinete que termina ahora su trabajo, continuará existiendo como un comité climático del gabinete".

Con ello, agregó que año tras año el comité tendrá tareas para cumplir y analizar si las metas se logran o no. El trabajo contará con el apoyo de un consejo de expertos y, así, podrán determinarse rápidamente las medidas que deben ser reajustadas o las iniciativas que deben ser incluidas.

Activistas se paran en bloques de hielo bajo una improvisada horca mientras participan en la huelga climática global del movimiento Viernes para el Futuro, frente a la Puerta de Brandenburgo en Berlín, Alemania, el 20 de septiembre de 2019.
Activistas se paran en bloques de hielo bajo una improvisada horca mientras participan en la huelga climática global del movimiento Viernes para el Futuro, frente a la Puerta de Brandenburgo en Berlín, Alemania, el 20 de septiembre de 2019. Fabrizio Bensch / Reuters

Merkel resaltó la labor de la activista medioambiental sueca Greta Thunberg al señalar que "si algo me impresiona como científica natural, es cuando Greta Thunberg dice "unámonos tras la ciencia". No es que estemos haciendo algo ideológico aquí, estamos haciendo algo por lo que hay evidencia masiva, por eso actuamos en contra".

Un paquete de "medidas practicables" y concretas

Merkel destacó que las 70 medidas que adopta su Gobierno son "practicables" y concretas, y se implantarán progresivamente con los respectivos mecanismos para evaluar periódicamente su impacto.

Una de las iniciativas más célebres es el establecimiento de un impuesto a las emisiones de CO2, que se elevará de forma progresiva. A partir de 2021, se empezará a pagar 11 dólares por producir una tonelada de CO2 y el precio irá subiendo hasta que en 2025 cueste 38,6 dólares la tonelada.

Otras medidas anunciadas es que los pasajes en tren serán  más económicos, porque el impuesto sobre el valor añadido, IVA, pasará del 19 al 7 %. Al contrario, el precio de los boletos de avión aumentará. Además, el Ejecutivo dará incentivos a la producción de energías renovables para que se instalen plantas eólicas en los municipios alemanes.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.