Saltar al contenido principal

Estados Unidos aplica las sanciones "más altas" contra Irán mientras sopesa la opción militar

El presidente estadounidense Donald Trump habla ante los periodistas en el Salón Oval de la Casa Blanca, el 20 de septiembre de 2019.
El presidente estadounidense Donald Trump habla ante los periodistas en el Salón Oval de la Casa Blanca, el 20 de septiembre de 2019. Jonathan Ernst / Reuters

El Departamento del Tesoro estadounidense impuso castigos al Banco Central de Irán, a un fondo de desarrollo y a una empresa iraní, medidas catalogadas por Donald Trump como "las sanciones más altas jamás impuestas a un país".

Anuncios

Estados Unidos profundizó este viernes 20 de septiembre su presión contra Irán al anunciar una nueva ronda de sanciones que alcanzan al Banco Central de Irán, un fondo de desarrollo y una compañía iraní, días después de un ataque a instalaciones petroleras en Arabia Saudita, por el que Riad y Washington culpan a Teherán.

En una declaración ante periodistas en la Casa Blanca, el presidente estadounidense Donald Trump consideró que estas medidas comprenden "las sanciones más altas jamás impuestas a un país" y tiene como objetivo cortar las vías de financiamiento de las fuerzas iraníes.

En concreto, los castigos apuntan al Banco Central de Irán, el Fondo Nacional de Desarrollo de Irán y la compañía Etemad Tejarate Pars.

Según el Departamento del Tesoro estadounidense, el Banco Central iraní entrega, desde 2016, millones de dólares a la Guardia Revolucionaria Iraní, a la Fuerza al Quds y al grupo chiita libanés Hezbolá, todos considerados grupos terroristas por Washington.

Por razones similares fue sancionado el Fondo Nacional de Desarrollo de Irán, que tiene como objetivo fomentar el desarrollo de la economía iraní a través de las ganancias de la venta de gas y petróleo. Estados Unidos acusa al presidente iraní, Hasan Rohani, de integrar su junta directiva y de convertirle en una fuente de divisas extranjeras para las fuerzas iraníes y el Ministerio de Defensa.

En tanto, Washington también golpeó a Etemad Tejarate Pars por el supuesto ocultamiento de transferencias financieras para las compras del Ministerio de Defensa iraní.

Junto a Trump, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, consideró que con estas medidas "hemos cortado todos los posibles fondos para Irán" y que, así, continúa la "campaña de máxima presión" contra la República Islámica.

En un comunicado previo, Mnuchin había catalogado de "inaceptable" el ataque a las instalaciones de la petrolera saudita Aramco, del cual Washington responsabiliza a Irán y por el cual optó por estas nuevas sanciones económicas. Teherán niega cualquier participación en la ofensiva del 14 de septiembre –reivindicado inicialmente por los rebeldes hutíes de Yemen-, que impactó los mercados internacionales de petróleo e incrementó aún más las tensiones entre Estados Unidos e Irán.

Donald Trump evalúa una posible respuesta militar contra Irán

Más allá de las sanciones económicas, Donald Trump evitó precisar si Estados Unidos emprenderá una respuesta militar contra Irán, en represalia por la ofensiva contra las petroleras sauditas. Sobre esto, el mandatario admitió que un ataque siempre es una posibilidad, pero se mostró reticente a ejecutarlo.

"Ir contra Irán sería una decisión muy fácil. Mucha gente piensa que podría estar dentro en unos dos segundos. Creo que estoy mostrando control, creo que eso es bueno para Estados Unidos y para nuestros aliados", aseveró.

Según el diario 'The New York Times', el Pentágono evalúa ataques centrados en objetivos puntuales, como la plataforma de lanzamiento de drones y misiles cruceros de Irán o los almacenes de armas.

Justo este 20 de septiembre el Pentágono confirmó que el presidente Trump aprobó el envío de "refuerzos" a Arabia Saudita.

Por su parte, desde Irán rechazaron la posibilidad de una guerra con Estados Unidos pero advirtieron que se defenderán si es necesario. "Irán no tiene deseos de guerra, pero defenderemos, como siempre lo hemos hecho, a nuestro pueblo y nuestra nación", escribió el ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, en su cuenta de Twitter.

La retórica bélica se había disparado luego de que este miércoles 18 de septiembre, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, calificara el ataque contra la petrolera saudita Aramco como un "acto de guerra" de Irán, al que culpó por la ofensiva. Sin embargo, el propio funcionario aclaró un día después que la prioridad es buscar "una solución pacífica" y "construir una coalición" con ese fin.

Los rebeldes hutíes ofrecen una tregua como gesto de paz a Arabia Saudita

En un mensaje televisado, el jefe del Consejo Presidencial de los rebeldes hutíes de Yemen, Mahdi al Mashat, anunció el cese de los ataques contra instalaciones de Arabia Saudita como un gesto de paz tras el incremento de las tensiones por las ofensivas contra dos plantas de la petrolera saudita Aramco del 14 de septiembre, que fueron reivindicados por los hutíes.

En una intervención difundida en el marco del quinto aniversario de la toma de la capital de Yemen y la mayoría del noreste del país, el líder de los rebeldes indicó que espera que Arabia Saudita tome una medida equivalente y detenga "todo tipo de ataques aéreos en nuestros territorios yemeníes".

En ese sentido, Al Mashat aclaró que "nos reservamos el derecho de responder en caso de falta de respuesta a esta iniciativa e insistimos que la continuidad de la guerra no le servirá a nadie, sino que puede llevar a graves acontecimientos que no queremos".

Al mismo tiempo, la coalición árabe atacó cuatro instalaciones hutíes en el norte de Hodeida, una zona sobre la que los rebeldes y el Gobierno yemení habían alcanzado un acuerdo de cese al fuego en diciembre de 2018.

Según el portavoz de la coalición árabe y del Ministerio de Defensa saudita, Turki al Malki, los puntos bombardeados eran utilizados por los hutíes para construir embarcaciones no tripuladas y minas marítimas, por lo que su destrucción "contribuye a preservar la libertad de navegación".

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.