Saltar al contenido principal

Boffelli, con amargura, quiere olvidar el penal errado y sus compañeros lo apoyan

Anuncios

Tokio (AFP)

El fullback argentino Emiliano Boffelli, que erró un penal decisivo en los últimos minutos que pudo dar la victoria a los Pumas contra Francia, en la derrota por 23-21 en el debut en el Mundial de rugby, este sábado en Tokio, afirmó con amargura que quiere olvidar esa jugada y ni siquiera la quiere ver.

"Me quiero olvidar. Ni la quiero ver la jugada. Ya está. No me puedo permitir bajar los brazos. El equipo argentino se levantó varias veces en las malas así que vamos a meterle para adelante", señaló.

Después de que Camille Lopez adelantara a Francia con un drop en el minuto 70, Boffelli dispuso de un penal lejano que se fue a uno de los lados.

"Uno se prepara todo el año para esto. Uno sueña con ganar con una patada tuya en el último minuto. Obviamente se me pasaron muchas cosas por la cabeza. Nunca me pasó algo igual de estar en un Mundial. Pensaba que nos habíamos matado en los 80 minutos y teníamos esa oportunidad. Pensé: espero que no me arrepienta y que me quede corto. Yo lo voy a pegar fuerte y obviamente le pegué con dirección, iba dentro y después se cerró por banda. De todo se aprende", añadió.

Hasta ese momento estaba pateando con seguridad el apertura Benjamín Urdapilleta, pero el lanzamiento de ese penal era muy lejano para él.

- Alternativa Urdapilleta -

"Estaba con bronca porque quería patearlo", afirmó Urdapilleta. "Pero sé que no llegaba desde ahí. Me hubiera encantado patearla pero sabíamos que no iba a llegar. Si llegaba era un milagro. Me fui. Quería lanzar la última patada pero no podía. No me daba, la pateó Emi", confesó el apertura del Castres francés.

El técnico Mario Ledesma piensa que la decisión de que la pateara Boffelli fue la correcta.

"Son cosas que sienten los chicos. Si la sienten así, por qué no se la vamos a dejar, cuando nos alcanzaba para ganar. No entró y entonces empiezas a decir que tal vez debíamos ir al line o al maul. Metimos dos tries de maul, pero si la mete estamos todos contentos. Pablo (Matera, el capitán), habló con Emi, que la sentía y la pateamos de esa forma", resumió Ledesma.

Pablo Matera, el capitán, también piensa que se tomó la decisión adecuada.

"Estábamos dos puntos abajo. Boffelli es un pateador de lejos y en ese momento lo hablamos y sentimos que tenía confianza. No entró, pero si hubiera entrado no haríamos esta pregunta y estaríamos festejando. Si volviéramos a esta en la misma situación, lo habríamos hecho de la misma manera", explicó el capitán.

- Falta de Fickou -

Por su parte, el centro francés Gaël Fickou, autor de la falta que ofreció el penal a Boffelli, declaró haber lanzado una maldición antes de que el argentino pateara y fallara.

"Es cierto que estuve cerca de tener una mala noche. No debo reproducirla", declaró Fickou, autor de un tackle en el aire sobre el propio Bofelli a un minuto del final.

"Freno y en ningún momento veo el balón. Me siento muy lejos de la acción al inicio, acelero y mirando al jugador, intento anticipar donde va a caer, pero anticipo demasiado. Exagera porque no lo toco mucho, pero tiene razón, es el juego. Después, falla el penal, mejor para mí", afirma Fickou.

"Lo miré y le he lanzado una maldición (durante su tentativa), y funcionó", añadió.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.