Saltar al contenido principal

Irán responde a las nuevas sanciones de EE. UU., que además desplegará tropas en el Golfo Pérsico

El comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC), Hossein Salami, habla durante una ceremonia en el museo de defensa de Teherán, en la capital de Irán, el 21 de septiembre de 2019.
El comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC), Hossein Salami, habla durante una ceremonia en el museo de defensa de Teherán, en la capital de Irán, el 21 de septiembre de 2019. Abedin Taherkenareh / EFE / EPA

Irán amenazó con convertir en un "campo de batalla" el país que los ataque, tras el anuncio de las nuevas sanciones por parte de Estados Unidos, que anunció también la aprobación del despliegue de un número moderado de tropas en el Golfo Pérsico.

Anuncios

"Las sanciones más altas que jamás se han impuesto sobre un país", presumió el presidente estadounidense Donald Trump, cuando se dirigió a la prensa desde el Despacho Oval y en presencia del primer ministro de Australia, Scott Morrison, el pasado viernes 20 de septiembre de 2019.

El mandatario, en compañía del secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, expuso que habrá sanciones contra el Banco Central de Irán, al que acusan de financiar desde 2016 la compra de misiles por parte de la Guardia Revolucionaria iraní, además de apoyar a la Fuerza al Quds y al grupo chiíta libanés Hezbolá. Todos ellos considerados grupos terroristas por Washington.

Además del anuncio de las sanciones, Trump también reveló que ordenó un nuevo despliegue de tropas militares hacia Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Australia, Scott Morrison, en la Sala Este de la Casa Blanca en Washington, EE. UU., el 20 de septiembre de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Australia, Scott Morrison, en la Sala Este de la Casa Blanca en Washington, EE. UU., el 20 de septiembre de 2019. Joshua Roberts / Reuters

Ante este anuncio y en medio de la escalada de tensión en el Golfo Pérsico, la Guardia Revolucionaria amenazó este sábado 21 de septiembre con destruir cualquier país que ose atacar a Irán porque nunca permitirá una guerra dentro de sus fronteras.

"No pararemos hasta destruir al agresor y no dejeramos ningún lugar seguro (...) nuestra respuesta no será limitada. Tenemos la capacidad de responder a cualquier violación y estamos preparados ante cualquier escenario", aseveró el comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria, Hossein Salami.

EE. UU. desplegará tropas en Arabia Saudita y una batería de misiles de defensa

Según el Pentágono, solo se trasladará un número moderado de tropas y su objetivo será principalmente de defensa. Este grupo estaría acompañado de equipos militares tanto para Arabia Saudita como para EAU.

El portaaviones que se encuentra desde principios de junio en el Golfo Pérsico seguirá allí indefinidamente. Pero además, el Pentágono está considerando enviar baterías antimisiles, drones y más jets de combate.

Un avión de combate EA-18G Growler despega de la plataforma del portaaviones USS Abraham Lincoln en el Golfo Pérsico, el 29 de agosto de 2019.
Un avión de combate EA-18G Growler despega de la plataforma del portaaviones USS Abraham Lincoln en el Golfo Pérsico, el 29 de agosto de 2019. Michael Singley / Marina de Estados Unidos vía Reuters

“En respuesta a la petición del reino, el presidente ha aprobado el despliegue de fuerzas estadounidenses, que serán de naturaleza defensiva y principalmente enfocadas en defensa aérea y de misiles”, afirmó en una rueda de prensa el secretario de Defensa, Mark Esper.

Esper dijo que EE. UU. también "trabajará para acelerar la entrega de armamento a Arabia Saudita y EAU para mejorar su habilidad de defenderse a sí mismos (...) creemos que por ahora esto será suficiente pero esto no quiere decir que no pueda haber despliegues adicionales, de ser necesarios, basados en la situación cambiante", añadió.

EE. UU. busca defender a Arabia Saudita con la precaución de no desatar un conflicto regional

Arabia Saudita afirma que un total de 25 drones y misiles han atacado su territorio, incluyendo los drones iraníes Delta Wing y los misiles crucero Ya Ali. El marine general Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de EE. UU., explicó que estaban evaluando la mejor manera de defender el territorio saudita, teniendo en cuenta las dificultades de combatir un enjambre de drones.

En cualquier caso, EE. UU. hará su despliegue con cautela. En este momento, hay tropas estadounidenses en Siria e Irak, dos países donde también hay presencia de fuerzas respaldadas por los intereses iraníes.

Ante los riesgos de esta nueva avanzada, la organización VoteVets, compuesta por veteranos progresistas, familiares de militares y grupos de apoyo, dijo que esta decisión debía ser supervisada.

Sobre la noticia de Trump enviando tropas hacia Arabia Saudita, Will Goodwin, veterano del ejército y director de relaciones gubernamentales de VoteVets, afirmó, "es imperativo que el Congreso realice su supervisión sobre este despliegue, y debata y vote sobre una guerra con Irán, ahora, antes de que sea demasiado tarde"

Muchos oficiales temen que el intento de alguno de estos grupos pueda escalar hacia un conflicto regional de mayor escala.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.