Saltar al contenido principal
Ellas hoy

Ecuador: legisladores niegan despenalización del aborto

En Ecuador, la Asamblea Nacional negó la posibilidad de despenalizar el aborto en tres causales específicas. Movimientos feministas siguen luchando para que las mujeres sean las que decidan sobre su cuerpo.

Anuncios

En Ecuador, el Parlamento debatió sobre las reformas a incluir en el Código Integral Penal (Coip) y entre ellas se encontraba la despenalización del aborto principalmente por tres causales (violación, incesto y malformaciones del feto). La petición fue rechazada al no alcanzar con los 70 votos mínimos requeridos para ser aprobada.

Esta votación se llevó a cabo en medio de manifestaciones y reacciones tanto a favor como en contra del aborto. Una parte de aquellos que se oponen a la medida señalan que el feto en el vientre no tiene derecho a defenderse. Por otro lado, en el Parlamento, sustentaron la decisión en que la iniciativa busca despenalizar completamente el aborto en el futuro.

“La Asamblea tenía la responsabilidad de debatir sobre la despenalización del aborto específicamente en los casos de violación (…) Para ello se presentaron cifras e informes técnicos elaborados por el Estado y diversos sectores de la sociedad civil y cooperación internacional para ejemplificar la urgencia que tienen las víctimas de violencia sexual”, dijo Ibeth Orellana, directora técnica del Consejo de Igualdad de Género de Ecuador durante una conversación con la periodista de France 24, Liliana Valencia.

El aborto y la brecha existente entre las clases sociales

Entre las voces de los movimientos a favor de la interrupción del embarazo destacan aquellas provenientes de sectores más vulnerables de Ecuador. Estos señalan que la negativa de los asambleístas terminará impactando a las mujeres y jóvenes de menos recursos.

“La negativa a despenalizar el aborto no hará que el aborto deje de existir, solamente condenará a las mujeres a abortos inseguros en donde muchas veces quienes mueren son las que pertenecen a los sectores más vulnerables que no tienen acceso a clínicas privadas, a viajar a otro país o a someterse a un aborto en otras condiciones”, dijo Irina Amengual, psicóloga del Centro de Apoyo y Derechos Humanos Surkuna.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.