Saltar al contenido principal

Irlanda arrolla a Escocia en un duelo para evitar a los All Blacks en cuartos

Anuncios

Yokohama (Japón) (AFP)

Irlanda comenzó impresionando en su debut en Japón-2019, con una cómoda victoria contra Escocia por 27-3 en Yokohama, en un duelo en estaba en juego evitar a Nueva Zelanda en la próxima ronda.

El XV del Trébol, que se llevó un punto de bonificación con cuatro tries anotados, dominó ampliamente en el maul y en el scrum, cimentó su triunfo en una buena defensa, concediendo solo tres puntos a Escocia por un penal de Craig Laidlaw (21).

Bajo una pertinaz lluvia, con una climatología propia del Seis Naciones, el triunfo irlandés llegó con tries de los pilares John Ryan (6) y Tadhg Furlong (25), del hooker Rory Best (14) y del wing Andrew Conway (56).

A ellos se unieron dos conversiones de Jonny Sexton y Connor Murray, y un penal de Jack Carty (67).

La lluvia fue más fuerte en el segundo tiempo, donde Irlanda solo pudo añadir ocho puntos.

"Es un buen comienzo, pero debemos mejorar", afirmó el hooker y capitán Rory Best.

El único motivo de preocupación para Irlanda, sigue siendo el estado de forma de Jonny Sexton, regularmente lesionado estos últimos meses.

El mejor jugador del mundo de 2018 fue atendido en los aductores al final del primer período y dejó la responsabilidad de patear a Conor Murray, siendo sustituido por Jack Carty a la hora de juego.

- Sexton sin forzar -

Pero el apertura del Leinster no necesitaba forzar. Sus forwards se bastaron para ganar el partido.

El ganador de esta llave A, que será Irlanda si no hay sorpresas, se vería las caras en unos hipotéticos cuartos de final contra Sudáfrica, dos veces campeón mundial, pero que no tiene el nivel de otras ocasiones, y que parece destinado a ser segundo del grupo B.

Nueva Zelanda, tricampeón mundial, se impuso en el debut a Sudáfrica (23-13), en un partido decisivo para el orden final de su zona.

Irlanda, que llegó en seis ocasiones a cuartos de final en las ocho ediciones anteriores, espera superar en esta ocasión esa cota, por primera vez en su historia.

Escocia, para ser segundo del grupo A y clasificarse a cuartos de final, deberá ganar en su último partido de la llave a Japón, país organizador, que sueña por primera vez con superar la fase inicial.

Japón, que ganó a los Springboks por 34-32 hace cuatro años en el Mundial de Inglaterra, inició el torneo con una victoria contra Rusia por 30-10.

Los escoceses fueron cuartos en la segunda edición del Mundial, en 1991, pero desde entonces han sido una sombra de sí mismos, siendo eliminados en la primera fase en 2011, algo que podría ocurrir de nuevo si no ganan a Japón el 13 de octubre.

"Nuestra energía no estuvo a la altura de un rival como Irlanda", lamentó el seleccionador escocés Greg Townsend, que tendrá una semana para despertar a sus jugadores, antes del próximo partido frente a Samoa, el lunes 30 de septiembre en Kobe.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.