Saltar al contenido principal

Rohani presentará un plan de seguridad para el golfo Pérsico ante la ONU

El presidente Hassan Rohani durante la ceremonia de la Semana de la Sagrada Defensa en Teherán. 22 de septiembre de 2019.
El presidente Hassan Rohani durante la ceremonia de la Semana de la Sagrada Defensa en Teherán. 22 de septiembre de 2019. Presidencia de Irán / Reuters

El presidente de Irán aseguró que la presencia de tropas extranjeras "puede ser problemática y peligrosa para la región" luego de que Estados Unidos anunciara el envío de agentes a Arabia Saudita y a Emiratos Árabes Unidos.

Anuncios

El presidente de Irán, Hassan Rohani, anunció que presentará un plan para garantizar la seguridad del golfo Pérsico ante la Asamblea General de Naciones Unidas que se lleva a cabo esta semana en Nueva York.

El anuncio se produjo durante la ceremonia de la Semana de la Sagrada Defensa y, de acuerdo con un comunicado publicado en el sitio web del mandatario, la estrategia requiere la cooperación de los países vecinos.

"Este año presentaremos un plan al mundo en las Naciones Unidas con el que Irán, en cooperación con otros países de la región puede crear seguridad para el golfo Pérsico, el mar de Omán y el estrecho de Ormuz", indicó Rohani.

El mandatario no dio más detalles al respecto, sin embargo, sí criticó que tropas extranjeras entren en la región, luego de que Estados Unidos anunciara el envío de más militares a Arabia Saudita y a Emiratos Árabes Unidos, argumentando que ambas naciones lo solicitaron.

Rohani pidió cooperación de países de la región, aunque hayan cometido "errores en el pasado"

En su intervención, destacó que "la presencia de fuerzas extranjeras puede ser problemática y peligrosa para la región, para las líneas marítimas internacionales, y para la seguridad de los barcos, del petróleo y de la energía, pero el camino que Irán ha tomado está basado en la unidad, la solidaridad y la cooperación".

Asimismo, agregó que "tenderemos una mano amistosa a los países vecinos e incluso estamos dispuestos a olvidar sus errores pasados porque con la actual situación, los enemigos del islam y de la región, es decir Estados Unidos y el sionismo, quieren aprovecharse de la brecha y la división entre nosotros"

Rohani también dijo que "los enemigos de la revolución iraní" han llevado a cabo "intentos desesperados" para disminuir "nuestra seguridad y poder de defensa", pero resaltó que "siempre estamos listos para defendernos, no nos daremos por vencidos y no permitiremos que nadie atraviese nuestras fronteras".

La nueva escalada de tensión estalló con el ataque a Aramco

La tensión entre Irán y Estados Unidos no es novedad desde que Washington decidió abandonar el Acuerdo Nuclear de 2015 e imponer duras sanciones a la República islámica.

Sin embargo, este último episodio se presenta desde el pasado 14 de septiembre, cuando varios drones atacaron las instalaciones de Aramco, la principal petrolera de Arabia Saudita, y obligaron a la compañía a reducir en 50 % su producción de crudo.

Los hechos se presentaron en Abqaiq, donde se encuentra la principal planta de procesamiento de Aramco y en Khurais, campo petrolero que alberga el segundo mayor depósito de Aramco. En principio, los rebeldes hutíes de Yemen, que cuentan con respaldo de Irán, reclamaron la autoría del ataque, pero tanto Estados Unidos como Arabia Saudita aseguraron que los hechos son responsabilidad directa de Teherán.

Estados Unidos e Irán: entre amenazas y propuestas de diálogo

Durante la última semana, la retórica entre ambas naciones ha sido notoriamente ambigua. Desde el principio, Irán negó categóricamente su participación en el atentado mientras que Estados Unidos aseguró tener pruebas de ello.

Posteriormente, Washington resaltó que aunque no había pruebas concretas, los primeros resultados de las investigaciones apuntaban a la autoría de Irán.

En ese momento, el Gobierno de Teherán, en palabras del canciller Mohamad Javad Zarif, había pedido a la Administración Trump que aceptara su propuesta de diálogo.

Acto seguido, Washington indicó que estaría dispuesto a negociar y Trump afirmó que no le interesaba entrar en guerra con nadie pero Irán resaltó su poderío al señalar que se defendería de cualquier ataque.

En ese clima de confusión se produjeron rumores sobre un posible encuentro entre el presidente Rohani y su homólogo estadounidense en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas, no obstante, el máximo líder de la República islámica, el ayatolá Alí Jamenei se negó a que se produjeran "cualquier tipo" de conversaciones.

Luego, Washington anunció el envío de tropas de refuerzo a Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos y sancionó nuevamente al Banco Central Iraní, ante lo que la Guardia Revolucionaria de Irán señaló que el país que atacara a la República Islámica se convertiría en "un campo de batalla".

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.