Saltar al contenido principal

Acusan a la OMS de racionar el suministro de vacunas contra el ébola en el Congo

Imagen de archivo del 4 de agosto de 2019 en el que se observa a tres trabajadores de Médicos Sin Fronteras en el recién creado puesto de atención para el ébola en Goma, República Democrática del Congo.
Imagen de archivo del 4 de agosto de 2019 en el que se observa a tres trabajadores de Médicos Sin Fronteras en el recién creado puesto de atención para el ébola en Goma, República Democrática del Congo. Baz Ratner / Archivo Reuters

Médicos Sin Fronteras pidió que se establezca un comité independiente para investigar lo que llama "falta de transparencia" en la administración de vacunas contra el ébola en República Democrática del Congo.

Anuncios

La organización internacional sin ánimo de lucro Médicos Sin Fronteras (MSF) sostuvo en un reporte que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no está actuando de acuerdo a sus capacidades para combatir la epidemia de ébola en la República Democrática del Congo. El brote ha causado más de 2.000 muertes en un año y la organización resalta que hay que responder con mayor diligencia.

"Creemos que acelerar el paso de la vacunación es necesario y posible: al menos 2.000 - 2.500 personas podrían ser vacunadas cada día, en vez de las 500 - 1.000 personas que es el caso actual", afirmó la doctora Isabelle Defourny, directora de operaciones de Médicos Sin Fronteras.

La vacuna rVSV-ZEBOV todavía está en etapa de investigación pero ha probado ser efectiva en la República Democrática del Congo. Según Defourny, la farmacéutica Merck, que ha desarrollado la vacuna, confirmó que hay suficientes dosis para "extender la cobertura de vacunación" y que la mayoría de las personas que se enteran del fármaco están dispuestas a que se lo apliquen.

Sin embargo, añade Defourny, "la OMS está restringiendo la disponibilidad de la vacuna en el campo y los criterios de elegibilidad para que las personas sean vacunadas no son claros". Además, la experta denuncia que incluso en lugares como Beni, una población crítica en el marco de la epidemia en el noreste del país, han encontrado que en la población de trabajadores de la salud "casi un tercio de ellos reportaron que no han sido vacunados".

Médicos Sin Fronteras reporta que se ha quedado esperando vacunas

La organización reporta que en mayo de este año, con el apoyo del Ministerio de Salud de República Democrática del Congo, buscaron ampliar el acceso a las vacunas, siguiendo las recomendaciones del Grupo de Expertos de Asesoría Estratégica (SAGE, por sus siglas en inglés). Pero sus intenciones fueron "frustradas" por los "estrictos controles" impuestos por la OMS.

Trabajadores de la salud vestidos con trajes protectores mientras desinfectaban una ambulancia que transportaba a un paciente sospechoso de ébola al recién construido centro de tratamiento en Goma, República Democrática del Congo, el 4 de agosto de 2019.
Trabajadores de la salud vestidos con trajes protectores mientras desinfectaban una ambulancia que transportaba a un paciente sospechoso de ébola al recién construido centro de tratamiento en Goma, República Democrática del Congo, el 4 de agosto de 2019. Baz Ratner / Reuters

Adicionalmente, la ONG denuncia que sus equipos se han tenido que quedar a la espera de recibir suministros en Kivu Norte, a pesar de contar con una lista "pre-definida" de pacientes elegibles para recibir la vacuna.

"El tiempo es esencial en un brote, los equipos médicos deberían tener la capacidad de proveer rápidamente tratamientos o vacunas basados en lo que ven en el terreno", dice la doctora Natalie Roberts, coordinadora de emergencias de Médicos Sin Fronteras.

Según Médicos Sin Fronteras, un equipo independiente internacional debería administrar las vacunas

"Para permitir el mejor uso posible de herramientas experimentales en el contexto de una epidemia, la transparencia es clave", sentenció la doctora Roberts y se preguntó: "¿Cómo podemos apoyar a las autoridades congoleñas en el uso de estas herramientas, cómo podemos esperar que los congoleños confíen en un sistema que ni siquiera es transparente para trabajadores de salud de primera línea como los de Médicos Sin Fronteras?".

Luego de hacer las denuncias sobre los obstáculos para acceder a la vacuna, MSF hizo un llamado para la creación de un "comité internacional e independiente" que administre la distribución y el suministro del fármaco.

La organización expone como precedente la creación en 1997 del Grupo de Coordinación Internacional y resaltó que en aquel entonces, MSF, la Federación Internacional de la Cruz Roja, Unicef y la OMS "demostraron ser exitosas en la administración de suministros de vacunas en epidemias masivas de meningitis, cólera y fiebre amarilla".

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.