Saltar al contenido principal
Aquí América

Oro por petróleo: el Gobierno venezolano encuentra un salvavidas en la minería

France 24

El oro salvó al Gobierno de Nicolás Maduro. La crisis económica que enfrenta el país sumada a las sanciones impuestas por Estados Unidos ha incentivado la explotación de minas ilegales y legales en el sur del país, en la zona especial del Arco Minero, creada para obtener ingresos estatales.

Anuncios

La fiebre por el oro nace en Venezuela debido a la crisis económica que enfrenta el país desde 2015 y la apuesta del Gobierno por la minería ante la caída de la producción petrolera, cuyos ingresos dependen en 90% de la venta de crudo.

Patricia Salamanca es dueña de 15 hectáreas dentro de la mina La Increíble. Se hizo acreedora de estos terrenos por una alianza en el marco del Arco Minero, y el oro que extrae debe ir a las arcas del Gobierno.

“Dentro de las alianzas, dentro del arco minero es lo que está estipulado. Venderle el oro al Estado es la regla”, reveló a France 24.

Esta minera artesanal también señaló que con el Arco Minero, que constituye la mayor avanzada por parte del Estado y sectores privados, ella y muchos mineros están a la espera de desarrollar las minas a una escala superior.

“El Gobierno nos da una un contrato, nos da calidad de vida, nos da alternativa de un plan de desarrollo con un plan ecológico-artesanal, sostuvo Salamanca.

Es un sueño dorado para la minera y para el Gobierno de Nicolás Maduro, quien desde 2016 ha entregado concesiones mineras en un 12% del territorio nacional.

Descontrol Minero en una de las reservas de oro más grandes del mundo

Mineros como Patricia se han multiplicado los últimos años y le están dando oxígeno económico al Gobierno de Nicolás Maduro, quien con el dinero obtenido compra alimentos y productos básicos que escasean.

Mineria legal e ilegal conviven en 114 mil kilómetros cuadrados dentro de lo que sería la sexta reserva de oro más grande del mundo.

Para Eno García, minero artesanal, se ha incrementado la minería al 70%, casi la mayoría del personal que usted ve en esta zona está trabajando en la mina y buscando la situación, la mejor vida”, dijo.

Y la explotación continuará. El decreto mediante el cual se autoriza a las personas, sociedades o formas de asociación que desempeñen actividades de minería a pequeña escala, a continuar efectuando la venta al Banco Central de Venezuela de los minerales estratégicos sigue extendiéndose.

Cifras del Banco Central de Venezuela muestran que para el año 2018 el Estado venezolano compró al mercado interno 9.2 toneladas de oro. De 2011 a 2017 se compró esa misma cantidad de oro.

Dentro del Arco Minero, que permite la explotación de minerales, además de las alianzas con los mineros ilegales también se han creado empresas militares, compañías mixtas con Rusia y China. Señalan que los mecanismos implementados para estas asociaciones no son los más transparentes.

Alexander Luzardo, profesor de la Universidad Central de Venezuela, opina que los mecanismos implementados para estas asociaciones no son los más transparentes.

 “La minería es más fácil, acceder a ese negocio de manera directa, se presta más al contrabando.  A través de las fronteras, a través de las transacciones ilegales se presta más fácil que el negocio petrolero el contrabando, pero además, ha surgido el lavado y la legitimación de capitales a través del oro y la creación de empresas fantasmas que se legalizan ilegalmente”, expresó.

De igual manera agregó que “la peor minería es la legal porque es auspiciada por el estado. Ellos mismos hacen unas leyes fraudulentas y es inconstitucional y violadora de convenios ambientales”.

También Luzardo explicó que proyectos como el de Arco Minero surgen por la mala administración del Gobierno. “Ante la caída de los precios y de la producción y la corrupción dentro de PDVSA y del Gobierno que han despilfarrado, las rentas , las guanacias productoras de los altos precios del petróleo. No hubo previsiones. No hubo ahorros”, acusó.

Las aspiraciones del proyecto de minería creado en 2016 eran recibir entre 3 mil y 4 mil millones de dólares anuales. Ahora Venezuela está sustituyendo el rentismo petrolero por el minero. Ha sido la salida más rápida de Nicolás Maduro para conseguir dinero y mantenerse en el poder.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.