Saltar al contenido principal

El arbitraje sigue siendo protagonista en el Mundial de rugby

Anuncios

Osaka (Japón) (AFP)

Un día después de que el seleccionador argentino Mario Ledesma pidiera perdón por las críticas al arbitraje de su debut y derrota contra Francia, los referís siguen siendo protagonistas del Mundial de rugby.

World Rugby, la federación internacional de este deporte, reconoció este martes problemas de arbitraje, que "no se corresponde a los estándares establecidos", en los primeros partidos, señalando especialmente errores en la comunicación.

Varios incidentes se sucedieron entre el sábado y el domingo, especialmente un tackle alto del australiano Reece Hodge sobre el fiyiano Peceli Yato, en el partido ganado por los Wallabies (39-21) en Sapporo.

Yato tuvo que dejar el terreno de juego al sufrir una conmoción cerebral y la acción de Hodge fue sancionada únicamente por un penal por parte del árbitro Ben O'Keefe.

El árbitro francés Romain Poite mostró que se había aprendido la lección en el único partido de la jornada, ganado por Samoa frente a Rusia (34-9).

Poite excluyó temporalmente a tres jugadores (dos samoanos, Matu'u y Lee-Lo, y un ruso, Gotovtsev) por tackles peligrosos, por encima de la línea de los hombros o realizados sin rodear al rival con los brazos.

- Arbitraje del Samoa-Rusia -

En los dos primeros casos, recurrió al vídeo, para visionar la acción y después decidir una sanción.

En el último caso, el pilar ruso Kirill Gotovtev recibió una tarjeta sin recurso al vídeo, ya que la peligrosidad de su tackle pareció evidente al árbitro.

World Rugby reconoció "algunos problemas provocados por la utilización de herramientas tecnológicas y una comunicación deficiente entre los miembros del cuerpo arbitral que ha influido en la toma de decisiones".

Durante la Copa del Mundo los árbitros están acompañados de un asistente vídeo (TMO) que les permite repasar las jugadas desde el terreno de juego bajo diferentes ángulos.

El TMO también puede alertar al árbitro central en caso de sospecha de una acción ilegal.

En el único partido de la jornada de este martes, Samoa sufrió para batir a Rusia (34-9), aunque finalmente lo hizo con bonus, dentro del Grupo A.

En su segundo partido, Samoa se enfrentará a Escocia para intentar dar un paso importante hacia los cuartos de final, en un grupo A en el que comparte cabeza con Irlanda y Japón, los tres con cinco puntos.

- Inglaterra con muchos cambios -

Mientras tanto, Argentina y Uruguay, los dos equipos sudamericanos en el Mundial, esperan con impaciencia su turno para jugar.

Los Teros debutan el miércoles contra Fiyi, en busca de una proeza, ante una selección muy superior sobre el papel.

Argentina, por su parte, trata de levantarse de la derrota del debut contra Francia (23-21), y prepara su partido del sábado contra Tonga.

"Nos duele a todos lo que pasó. Queremos que este resultado no nos genere desconfianza y sigamos tirando para arriba, mejorando. Creemos más que nunca en nosotros", señaló el pilar Nahuel Tetaz Chaparro.

El partido contra los tonganos debería ser un trámite para Argentina que mira de reojo el duelo del 9 de octubre contra Inglaterra, decisivo para pasar a cuartos, después de la derrota de los Pumas contra Francia en el Grupo C.

El XV de la Rosa, tras derrotar por 35-3 a Tonga, disputa el jueves su segundo partido, en Kobe, contra Estados Unidos.

El seleccionador de Inglaterra, Eddie Jones, anunció diez cambios en la composición del equipo contra los norteamericanos, con respecto al que ganó a Tonga.

Solo el fullback Elliot Daly, el apertura George Ford, que será capitán, el octavo Billy Vunipola, el tercera línea Tom Curry y el pilar Joe Marler conservarán su plaza.

Inglaterra quiere llegar con su hombres frescos para el duelo decisivo contra Argentina.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.