Saltar al contenido principal

La justicia alemana allana el camino para juzgar a tres responsables de Volkswagen

Anuncios

Fráncfort (AFP)

La justicia alemana allanó este martes el camino para juzgar a dos dirigentes actuales de Volkswagen y al antiguo director general por "manipulación del curso de la bolsa", en el marco del escándalo de los motores diésel amañados, el llamado "Dieselgate".

El actual director ejecutivo del fabricante alemán de automóviles, Herbert Diess, el presidente del consejo de supervisión, Hans Dieter Potsch, y el expresidente del comité ejecutivo Martin Winterkorn fueron acusados de "informar, a sabiendas, demasiado tarde a los mercados financieros de las consecuencias financieras del escándalo".

"Esto influyó en el mercado bursátil de Volkswagen", indicó en un comunicado la fiscalía de Brunswick, encargada del expediente.

Los hechos se remontan a septiembre de 2015, cuando Hans Dieter Potsch era el director financiero del grupo, que comercializa 12 marcas de vehículos.

Su entonces presidente ejecutivo, Martin Winterkorn, reconoció la manipulación de vehículos diésel en Estados Unidos y en todo el mundo, con el objetivo de mostrar niveles de emisiones contaminantes inferiores a la realidad.

Herbert Diess lideraba el grupo desde abril de 2018 y era director de la marca Volkswagen desde julio de 2015.

- Sospechas -

Para la fiscalía, estos tres directivos tenían conocimiento del fraude varias semanas o inclusive meses antes y se demoraron en reaccionar.

Podrían haber enviado antes una comunicación oficial al mercado. Según la acusación, de 636 páginas, Winterkorn estaba al corriente "como muy tarde desde mayo de 2015", Potsch, su director financiero "desde el 29 de junio de 2015" y Diess, a cargo de la marca Volkswagen, "desde el 27 de julio de 2015" sobre la manipulación y sus posibles consecuencias.

El escándalo, descubierto en Estados Unidos, se propagó de inmediato por todo el mundo. Volkswagen tuvo que revelar que había equipado un total de 11 millones de sus coches diésel con un programa amañado.

Estas revelaciones provocaron una fuerte caída del precio de los títulos de Volkswagen, con enormes pérdidas para miles de pequeños y grandes accionistas, que al mismo tiempo iniciaron un procedimiento judicial colectivo.

- Sorpresa -

Los abogados de la defensa de Winterkorn se declararon "sorprendidos" este martes por la decisión del fiscal de Brunswick de solicitar la remisión de su cliente ante la justicia, haciendo referencia a un acto "incomprensible".

Por su parte, Diess, que sigue al mando del grupo de Wolfsburgo, afirmó en septiembre en una entrevista a la AFP, en el marco de la feria del automóvil de Fráncfort, que "de ninguna manera" renunciaría si es enjuiciado.

El tribunal de Brunswick probablemente aprobará el juicio, que no será el único. Martin Winterkorn se prepara para otro proceso, esta vez por "fraude agravado", "abuso de confianza", y "violación de la ley contra la competencia desleal", junto con otros cuatro acusados.

También está en la mira, el expresidente de la marca Audi, Rupert Stadler, quien tuvo que presentarte nuevamente ante la justicia a fines de julio. Desde 2015, los dos sucesores de Winterkorn han intentado, en vano, dar vuelta a la página y poner fin al escándalo que sacudió al fabricante y a todo el sector del automóvil alemán, buque insignia industrial del país.

El "Dieselgate" ya ha costado al grupo de Wolfsburgo más de 30.000 millones de euros en multas, gastos de justicia e indemnizaciones de clientes.

La cotización de la acción del grupo cotizaba este martes a mitad de jornada a 152,7 euros, una disminución del 2,70%. En septiembre de 2015, ya había caído de 162 a unos 90 euros los días siguientes al estallido del escándalo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.