Saltar al contenido principal

Putin criticó el rechazo de Guaidó a reunirse con Maduro

Vladimir Putin volvió a situarse al lado de Nicolás Maduro ante la situación de Venezuela.
Vladimir Putin volvió a situarse al lado de Nicolás Maduro ante la situación de Venezuela. Sergei Chirikov / Reuters

La visita de Nicolás Maduro a Vladimir Putin en Moscú sirvió para certificar el apoyo de Rusia al Gobierno bolivariano y constatar las buenas relaciones que mantienen ambos países históricamente.

Anuncios

Con el objetivo de estrechar lazos políticos, comerciales y darle un impulso al diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, recibió en Moscú a su homólogo venezolano.

Sin embargo, al líder ruso no le gustó que gran parte de la oposición venezolana, liderada por Juan Guaidó, declinase un posible encuentro entre las partes enfrentadas. "Rechazar el diálogo es irracional y dañino para el país, así como una amenaza para el bienestar de la población", declaró Vladimir Putin durante la reunión en el Kremlin.

No es nuevo constatar las buenas relaciones entre Putin y Maduro; un respaldo que ha sido clave para la supervivencia del lider venezolano en el poder.

En esta última reunión celebrada el 25 de septiembre, el presidente ruso aprovechó el encuentro para seguir mostrando su apoyo al Ejecutivo bolivariano: "Rusia respalda consecuentemente todos los órganos del poder legítimo de Venezuela, incluida su Presidencia y su Parlamento. Y nosotros sin duda respaldamos el diálogo que usted, señor presidente, y el Gobierno mantienen con las fuerzas de oposición".

La reunión también sirvió para continuar estrechando las relaciones comerciales entre ambos países. Putin anunció los planes de Moscú de entregar un millón y medio de vacunas a Venezuela en un futuro próximo y confirmó que Rusia está cumpliendo con sus obligaciones con el hardware militar que vendió a Venezuela.

Nicolás Maduro declaró en Twitter que la visita tenía por objetivo afianzar las relaciones con el país ruso y aprovechó el encuentro para entregarle a Vladimir Putin la réplica del sable que usó Simón Bolívar en la Batalla de Carabobo, en agradecimiento a su respaldo a Venezuela.

Una relación basada en la geopolítica y las inversiones económicas

La buena sintonía entre Rusia y Venezuela es histórica. De hecho, Venezuela fue el primer país de Latinoamérica en ser reconocido por Rusia el 17 de febrero de 1857.

Pero sobre todo, desde 1999, con la llegada de Hugo Chávez al poder, las relaciones se fortalecieron y empezó una alianza estratégica, geopolítica, diplomática y militar.

El interés del Gobierno de Putin en mantener buenas relaciones con Nicolás Maduro responde, por un lado, a las inversiones económicas del país ruso en Venezuela, donde se destacan los 6.000 millones de dólares que acordó invertir en petróleo y minería, en la última reunión de diciembre de 2018, que se suman a los 17.000 millones invertidos entre 2016 y 2017, según datos de Reuters.

Además, desde el punto de vista geopolítico, Rusia pretende ganar fuerza en una área de influencia estadounidense, como es Lationamérica, a partir de crear una fuerte alianza con el país petrolero.

De hecho, en 2017, en una popular revista militar de las Fuerzas Armadas de Rusia, se recomendó que, en caso de guerra civil en Venezuela, el Gobierno ruso suministrase inteligencia militar al Gobierno bolivariano, estableciese alianzas con el ALBA y asistiese a las fuerzas militares izquierdistas, como el Colectivo, para mantener en el poder al gobierno de Maduro.

Con Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.