Saltar al contenido principal

Donald Trump se defiende: "No lo hice, no amenacé a nadie"

El presidente de EE. UU. da un discurso al final de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, EE. UU., el 25 de septiembre de 2019.
El presidente de EE. UU. da un discurso al final de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, EE. UU., el 25 de septiembre de 2019. Jonathan Ernst / Reuters

El presidente estadounidense negó nuevamente haber presionado a su homólogo ucraniano para que investigara al hijo del ex vicepresidente de EE. UU. Joe Biden, quien podría ser su principal rival en las elecciones de 2020.

Anuncios

"Es todo una enorme farsa", insistió Donald Trump una vez más tras la revelación de la conversación que mantuvo con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski el pasado julio y que se ha convertido en el nuevo dolor de cabeza del presidente estadounidense, la peor crisis de su mandato.

El mandatario abrió su discurso de despedida en la Asamblea General de las Naciones Unidas asegurando que quiere "transparencia" para que salga a la luz toda la información relacionada con el informante cuya denuncia redobló la presión de la bancada demócrata para someter al mandatario a un juicio político.

Trump aseguró que había hablado con el líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, para asegurarle a él y a todos los congresistas que apoya "completamente la transparencia en lo relativo a la información relacionada con el informante".

Extracto del documento desclasificado por la Casa Blanca que transcribe el diálogo telefónico entre Donald Trump y Volodímir Zelenski del 25 de julio.
Extracto del documento desclasificado por la Casa Blanca que transcribe el diálogo telefónico entre Donald Trump y Volodímir Zelenski del 25 de julio. Reuters

El escándalo se destapó cuando un funcionario de los servicios de seguridad avisó a sus superiores sobre el contenido de la llamada y estos informaron al Congreso. Tras días de intensas acusaciones, finalmente la Casa Blanca dio su brazo a torcer y decidió publicar el memorando de la llamada, en la que se confirmó que Trump había pedido a Zelenski investigar al hijo del ex vicepresidente estadounidense Joe Biden, que se podría convertir en su principal rival en las elecciones de 2020.

Durante su discurso en la ONU, Trump aseguró que fueron los demócratas quienes "fueron a Ucrania e intentaron forzar al nuevo presidente a hacer cosas. (...) de eso de lo que me acusan a mi pero yo no lo hice (...) Insisto en que debe haber transparencia sobre Biden y su hijo, sobre los millones de dólares que sacaron de Ucrania y de China", añadió con el respectivo dardo.

Trump calificó de "broma" el proceso de destitución en su contra

A medida que el escándalo iba ganando dimensiones, más notoria se hacía la ira de los demócratas, que este 24 de septiembre, un día antes a la revelación de la conversación, anunciaron en la Cámara de Representantes el inicio de un juicio político contra el mandatario por considerar que este había puesto en peligro la “seguridad nacional”.

Trump deslegitimó dicho procedimiento: "Es una broma. ¿Un juicio político por esto cuando tienes una magnífica reunión, o una magnífica llamada telefónica? (...) Esa llamada fue perfecta. No hubo quid pro quo".

El mandatario empleó esta expresión latina, con la que negó haber recibido una compensación por la cesión en algún aspecto. "No lo hice, no amenacé a nadie. No empujé, no presioné, nada, insistió una vez más el magnate ante la prensa", insistió.

Sin embargo, todas las miradas están ahora puestas sobre la denuncia realizada por los demócratas por el bloqueo de cerca de 400 millones de dólares en ayudas a Kiev que solicitó el mandatario meses atrás y en la que sus opositores ven una clara voluntad de presionar a Zelenski para investigar a Biden.

Con AP y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.