Saltar al contenido principal

Coleman y Echevarría, primer paso hacia el oro en el inicio de Doha-2019

Anuncios

Doha (AFP)

El estadounidense Christian Coleman (100 metros) y el cubano Juan Miguel Echevarría (salto largo), favoritos al título en sus respectivas pruebas, abrieron este viernes el Mundial de atletismo de Doha sin apuros, ganándose el billete para pugnar el sábado por la gloria.

El maratón femenino otorgará en la madrugada local en Catar el primer título de este Mundial. Antes de esa batalla contra el calor y la humedad arrancaron las pruebas de clasificación en el estadio, donde no había ninguna final programada este viernes y donde no hubo grandes sorpresas.

Coleman, subcampeón de la línea recta hace dos años por delante incluso de Usain Bolt (bronce), fue el más rápido de las series de 100 metros, con su 9.98 metros, en una ronda sin víctimas entre los principales nombres, que estarán todos en las semifinales del sábado, en busca de un billete para la final, programada el mismo día.

El veterano Justin Gatlin, que a sus 37 años defiende el título logrado hace dos años en Londres, ganó su serie (10.06), por delante del canadiense Andre De Grasse (10.13), y obtuvo el tercer mejor crono de las series.

"Me sentí bien. Quería estar bien técnicamente, dominar la parte central de la carrera y demostrar que puedo responder en el final", señaló Gatlin, recuperado de la lesión que sufrió a principios de mes en Zagreb.

Segundo en los tiempos del día fue el sudafricano Akani Simbine (10.01) y cuarto el jamaicano Yohan Blake, campeón mundial en Daegu-2011 tras la descalificación por una salida falsa de Usain Bolt.

Coleman sacó nueve centésimas al segundo de su serie (el italiano Lamont Marcell Jacobs). En la parte final levantó el pie del acelerador e incluso se permitió mirar atrás, consciente de su gran ventaja, haciendo recordar lo que hacía Usain Bolt en muchas de sus series.

Llega como grandísimo favorito a Doha-2019, con el mejor crono del año 9.81, y reforzado por la ausencia del otro fenómeno de la velocidad, su compatriota Noah Lyles, que no participa en esta distancia y centra sus esfuerzos en los 200 metros.

Coleman estuvo a punto de no poder estar en Doha, cuando se conoció que tuvo tres faltas a las obligaciones de localización antidopaje, pero finalmente se detectó un error en la fecha de registro de una de las faltas y no se le sancionó, ya que tuvieron entonces lugar en un periodo superior a un año.

- Un único salto -

También sin ningún problema se clasificó a la final del salto largo el gran favorito de esa prueba, Juan Miguel Echevarría, con un único salto de 8,40 metros, suficiente para superar de largo la mínima requerida para estar en la final del sábado.

"Para hoy el objetivo era terminar con un único salto, salir e intentar rápido la mínima de calificación. Era 8,15, que es una marca fácil para mí, así que estuve muy relajado. No tenía nada de presión", contó a la AFP el prodigio de 21 años, vigente campeón mundial bajo techo y ganador este año de la Liga de Diamante.

En las clasificaciones del triple salto, el cubano nacionalizado portugués Pedro Pablo Pichardo, ausente de las grandes citas internacionales desde que abandonó la isla caribeña, se estrenó a lo grande con sus nuevos colores, consiguiendo el primer puesto del día (17,38 metros) también con un único intento.

También se clasificaron este viernes a la final del domingo los favoritos estadounidenses Will Claye (16.97) y Christian Taylor (16.99).

En el resto de pruebas también superaron el primer trámite en Doha figuras como la rusa Maria Lasitskene en salto alto, el noruego Karsten Warholm, el catarí Abderrahman Samba y el estadounidense Rai Benjamin en 400 metros vallas o la griega Ekaterini Stefani, la cubana Yarisley Silva o la venezolana Robeilys Peinado en el salto con garrocha.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.