Saltar al contenido principal

El petrolero sueco "Stena Impero" sale de Irán y entra en aguas internacionales

Anuncios

Teherán (AFP)

El petrolero sueco "Stena Impero", retenido desde julio por Irán, salió de aguas territoriales iraníes tras haber recibido la autorización final de Teherán y ya está en aguas internacionales, según su propietario sueco.

"Entró en aguas internacionales hace 15 minutos", dijo a la AFP, Erik Hanell, propietario del petrolero, explicando que se dirigía a Dubai.

Las fuerzas navales de los Guardianes de la revolución, el ejército ideológico de Irán, interceptaron el barco con bandera británica el 19 de julio acusándolo de no respetar el código marítimo internacional tras haber chocado con un pesquero.

"El 'Stena Impero' comenzó a dirigirse hacia aguas internacionales del Golfo pérsico", dijeron las autoridades marítimas iraníes, subrayando que esta salida no significa que el caso se cierre.

Imágenes difundidas por la televisión pública iraní mostraban al petrolero haciéndose al mar y saliendo del puerto de Bandar Abbas (sur), donde había sido conducido tras ser aprehendido, junto a sus 23 tripulantes.

El miércoles, el ministerio de Relaciones Exteriores iraní explicó que "el capitán y el propietario (del petrolero) habían firmado un compromiso escrito en el que aceptaban anticipadamente el veredicto que será pronunciado cuando termine el proceso". Acto seguido se autorizó su salida hacia aguas internacionales.

La confiscación del buque sueco en julio se produjo días después de que el petrolero iraní "Grace 1" sufriera la misma suerte frente a Gibraltar por acción de las autoridades del Reino Unido. Gibraltar había ordenado la detención del navío, sospechoso de transportar petróleo para Siria, en aplicación de las sanciones europeas contra este país.

El asunto provocó una crisis entre Londres y Teherán, cuyas autoridades negaron siempre que se tratara de represalias.

Estas aprehensiones de barcos coincidieron con un aumento de la tensión en la región protagonizado por Estados Unidos e Irán, después de la retirada unilateral de Estados Unidos del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní y su decisión de reimponer sanciones a Teherán.

En mayo y junio de este año, Estados Unidos acusó a Irán de los ataques y sabotajes contra petroleros en la región del Golfo, donde Teherán destruyó además un dron militar estadounidense.

Por otra parte, Irán se ha visto señalado internacionalmente por los ataques contra infraestructuras petroleras sauditas del pasado 14 de septiembre, aunque ha desmentido cualquier participación en estos hechos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.