Saltar al contenido principal

Estados Unidos recibirá en el año fiscal 2020 la cifra más baja de refugiados en su historia

Migrantes centroamericanos hacen cola antes de ingresar a un refugio temporal, después de cruzar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos, en Nuevo México, Estados Unidos, el 16 de mayo de 2019.
Migrantes centroamericanos hacen cola antes de ingresar a un refugio temporal, después de cruzar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos, en Nuevo México, Estados Unidos, el 16 de mayo de 2019. José Luis González / Reuters

La Administración de Donald Trump indicó que permitirá el reasentamiento de 18.000 refugiados en su territorio durante el año fiscal 2020, una cifra significativamente inferior a la de años anteriores.

Anuncios

El Gobierno de Donald Trump anunció que recibirá 18.000 refugiados en los próximos 12 meses, la cifra más baja en décadas, como parte de una estrategia global para atender la crisis migratoria que incluye acuerdos con los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

El techo impuesto para el año fiscal 2020 (que va de octubre de 2019 a septiembre 2020) supone una baja considerable respecto al cupo de admisión de 30.000 personas del año fiscal 2019 y frente a los 45.000 refugios otorgados en el periodo anterior.

"Las cargas actuales sobre el sistema de inmigración de Estados Unidos deben aliviarse antes de que sea posible reasentar nuevamente a un gran número de refugiados", indicó el Departamento de Estado en un comunicado.

Reducir la inmigración, una pieza central de la Administración Trump

Una de las primeras acciones de Donald Trump después de asumir el cargo, en enero de 2017, fue la emisión de una orden que limitó el número máximo de refugiados ese año a 50.000, menos de la mitad del número que el expresidente Barack Obama había establecido unos meses antes.

De los 18.000 cupos propuestos para el año fiscal 2022, 4.000 serían reservados para iraquíes, 5.000 para aquellos que huyen de la persecución religiosa y 1.500 para personas de los países del Triángulo Norte de Honduras, Guatemala y El Salvador. Eso deja 7.500, o aproximadamente el 40%, para los demás.

El presidente Trump emitió este 226 de septiembre una orden ejecutiva argumentando que su Gobierno buscaría la aprobación de las autoridades locales para reasentar a los refugiados en sus comunidades.

Cuando comenzaron a circular informes sobre planes para reducir drásticamente el reasentamiento, la administración Trump se enfrentó a las críticas públicas de los líderes evangélicos que dijeron que una agenda de apoyo a la libertad religiosa en todo el mundo debería ir de la mano con la protección de los refugiados perseguidos.

La reducción llega en un momento en el que hay cerca de 71 millones de desplazados a nivel global, muchos de ellos refugiados que han estado esperando durante años en una especie de limbo para tener la oportunidad de reasentarse.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.