Saltar al contenido principal

El buque petrolero Stena Impero deja puerto iraní luego de 3 meses de retención

Stena Impero, un buque de bandera británica propiedad de Stena Bulk, es visto frente a la costa de Bandar Abbas, Irán, el 22 de agosto de 2019.
Stena Impero, un buque de bandera británica propiedad de Stena Bulk, es visto frente a la costa de Bandar Abbas, Irán, el 22 de agosto de 2019. Reuters

El navío de bandera británica salió del puerto de la ciudad iraní de Bandar Abbas, donde permaneció capturado desde julio por las fuerzas iraníes. Ahora se encuentra navegando en aguas internacionales del golfo Pérsico.

Anuncios

Una crisis que inició por el supuesto incumplimiento de normas de navegación entre Irán y Reino Unido parece estar llegando a su final. Este 27 de septiembre las autoridades iraníes han informado que el buque petrolero de bandera británica Stena Impero fue autorizado para que abandonara el puerto de Bandar Abbas.

La Organización de Puertos y Navegación de la provincia de Hormozgan fue la encargada de anunciar que el buque salió del puerto en el que permaneció retenido desde el 19 de julio hacia aguas internacionales en el golfo Pérsico.

"El barco está en movimiento”, dijo a la agencia de noticias Reuters Erik Hanell, director ejecutivo de la empresa propietaria del barco, en un mensaje de texto. "Comentaremos más cuando el barco llegue a aguas internacionales", prometió.

Stena Impero, una embarcación de bandera británica propiedad de Stena Bulk. La costa de Bandar Abbas, Irán, 26 de agosto de 2019.
Stena Impero, una embarcación de bandera británica propiedad de Stena Bulk. La costa de Bandar Abbas, Irán, 26 de agosto de 2019. Reuters

El Stena Impero fue detenido con 23 tripulantes a bordo por la Guardia Revolucionaria iraní en el estrecho de Ormuz debido a un supuesto incumplimiento de las normas de navegación, acusación que Londres y la naviera continúan negando. Sin embargo, el comandante y la tripulación del Stena Impero dieron su "compromiso formal y escrito de que no tienen ningún reclamo".

La detención del buque británico se produjo dos semanas después de que la marina de Reino Unido incautara el barco petrolero iraní Grace 1 cerca de la costa de Gibraltar, al ser acusado de transportar petróleo desde Irán a Siria, país sancionado por la Unión Europea. El Grace 1 fue liberado en agosto y recibió sanciones por parte de Estados Unidos.

Las retenciones de estas embarcaciones han causado una crisis diplomática entre Teherán y Londres, además de una nueva tensión en el golfo Pérsico en materia de seguridad en la navegación de la zona.

Estados Unidos propuso crear una coalición con otros países europeos para vigilar la circulación en el Golfo Pérsico, una moción rechazada por Irán, que llamó a un acuerdo entre los países regionales sin la intervención estadounidense.

Con Reuters y EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.