Saltar al contenido principal

Con nuevas protestas violentas, en Hong Kong conmemoran cinco años de la “Revolución de los paraguas”

Manifestantes antigubernamentales en Hong Kong asisten el 27 de septiembre de 2019 a un mitin en Edinburgh Place para mostrar solidaridad con los activistas políticos arrestados.
Manifestantes antigubernamentales en Hong Kong asisten el 27 de septiembre de 2019 a un mitin en Edinburgh Place para mostrar solidaridad con los activistas políticos arrestados. Athit Perawongmetha / Reuters

Los manifestantes se enfrentaron este sábado 28 de septiembre con la Policía antidisturbios a las afueras del Consejo Legislativo durante la conmemoración del quinto aniversario del movimiento que paralizó partes del centro financiero en 2014.

Anuncios

Las protestas antigubernamentales en Hong Kong, que hace casi cuatro meses se hicieron habituales cada fin de semana, tuvieron este sábado 28 de septiembre de 2019 una intención especial: conmemorar los cinco años del inicio de la “Revolución de los paraguas”.

Miles de manifestantes corearon consignas contra el Gobierno y cantaron su himno "Gloria a Hong Kong" en inmediaciones del Harborside Tamar Park, frente a las oficinas del Gobierno central y el Consejo Legislativo.

Pero la jornada se desarrolló en medio de nuevos enfrentamientos violentos. Mientras miles de jóvenes se reunían pacíficamente en un parque para conmemorar el quinto aniversario del movimiento de los “paraguas” al son de una banda que tocaba música de los Beatles, la violencia estalló.

Los manifestantes gritaron obscenidades a los policías, pintaron grafitis antigubernamentales en las paredes de las tiendas y brillaron con láser un helicóptero que se cernía sobre ellos.

La policía de Hong Kong usó gas pimienta para tratar de dispersar a los manifestantes, quienes además arrojaron piedras y bloquearon una vía principal durante la gran manifestación prodemocrática, cerca de la sede local del Ejército de Liberación Popular de China.

“Revolución de los paraguas”, un fenómeno que resucita cinco años después

En agosto de 2014, el Comité Permanente de China del Congreso Nacional del Pueblo decidió impedir el sufragio universal y libre para elegir al jefe del Gobierno hongkonés. El pueblo respondió con una serie de protestas masivas que estallaron el 26 de septiembre de ese año con violentos enfrentamientos entre policías y manifestantes. Fue la partida de nacimiento del movimiento ciudadano.

Un lustro después, el descontento ciudadano revivió la revuelta popular que, desde el 9 de junio de 2019, semana tras semana, se toma las calles de Hong Kong. Las protestas nacieron originalmente por un proyecto de ley de extradición a China continental, que ya fue descartado, pero se ha convertido en un movimiento más amplio a favor de la democracia.

Las protestas de los “paraguas” dirigidas principalmente por estudiantes bloquearon la ciudad durante 79 días en 2014, pero no pudieron obtener concesiones de Beijing.

Para reprimir las protestas, los agentes atacaron con gases lacrimógenos a los manifestantes, quienes se defendieron con paraguas. De ahí el nombre de la rebelión, que se convirtió en todo un desafío al Partido Comunista chino y a su influencia en la región.

Se estableció el estatus de "Región Administrativa Especial de la República Popular de China", con el que Hong Kong ganaba cierta autonomía y derechos. Sin embargo, los hongkoneses perciben hoy en día cada vez más control por parte de Beijing, como su influencia para elegir al representante local de la región, punto de partida de la "Revolución de los paraguas".

La cara visible de las protestas lanza su campaña política

El activista Joshua Wong, uno de los principales líderes de las protestas en Hong Kong, anunció este sábado que se postulará para las elecciones locales del Consejo, previstas para noviembre próximo.

El estudiante de 22 años afirmó a reporteros que “es hora de dejar que el emperador Xi (presidente chino Xi Jinping) sepa que ahora es nuestra batalla”.

“Desde 2016, he estado sirviendo a mi vecindario natal, South Horizons. Estas labores pueden no verse ampliamente en las cámaras, pero son fructíferas y gratificantes para la comunidad y para mí”, agregó en su cuenta de Twitter.

Wong está en libertad bajo fianza luego de ser acusado de incitar y participar en una asamblea no autorizada frente a la sede de la policía el 21 de junio.

Casi cuatro meses de protestas y contando

Los manifestantes antigubernamentales han atacado la legislatura y la oficina de enlace principal de Beijing, ocuparon el aeropuerto, arrojaron objetos a la policía, destrozaron estaciones de metro y provocaron incendios en las calles en casi cuatro meses de disturbios. La policía respondió con gases lacrimógenos, cañones de agua, balas de goma y ocasionales disparos al aire.

Los opositores ven una interferencia de Beijing en Hong Kong, que regresó a China en 1997 bajo una fórmula de "un país, dos sistemas" que garantiza libertades que no se disfrutan en el país.

China ha desestimado con vehemencia la acusación y ha acusado a los gobiernos extranjeros, incluidos Estados Unidos y Reino Unido, de avivar el sentimiento de odio contra China.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.